“Tenemos sed de paz”, dijo el Papa a los líderes mundiales

El papa Francisco clausuró ayer en Asís, centro de Italia, la Jornada por la Paz, con un llamado contra las guerras y la indiferencia, la violencia y el terrorismo que sacuden al mundo, lanzado junto a líderes de diversas religiones.

Tenemos sed de paz, queremos ser testigos de paz”, clamó el Papa argentino desde la ciudad medieval cuna de San Francisco, el santo de los pobres, que inspira su Pontificado. Como Juan Pablo II hace 30 años, cuando el mundo temía un holocausto nuclear, Francisco se reunió con los responsables de las grandes religiones del mundo para sacudir las conciencias de todo el planeta, independientemente de su credo. “

Nosotros no tenemos armas. Pero creemos en la fuerza mansa y humilde de la oración. En esta jornada, la sed de paz se ha transformado en una invocación a Dios para que cesen las guerras, el terrorismo y la violencia”, dijo el Pontífice.

Sentado al lado del rabino argentino Abraham Skorka, del vicepresidente de la Universidad sunnita egipcia Al Azhar, Abbas Shuman, y de Sugitani Gijun, consejero de la Escuela budista japonesa Tendai, Francisco condenó “la indiferencia, la gran enfermedad de nuestro tiempo, un virus que -dijo- nos vuelve inertes e insensibles”.

Al término de la ceremonia, en la que participaron más de 500 líderes religiosos, fue firmado un llamado de paz, que resume en buena parte las palabras del Papa latinoamericano
Fuente: nortecorrientes.com

You May Also Like