Como borrar toda la basura que sobra en tu Smartphone y ganar memoria

Cualquier usuario de smartphones lo sabe: el equipo siempre viene con Apps preinstaladas que ocupan espacio. Algunas son mandatorias para que Google les permita usar Android, pero otras tienen que ver con acuerdos con terceros o desarrollos propios.

Lo malo de este soft: no pueden desinstalarse tan fácil. No por nada se llaman bloatware, que significa literalmente “software hinchado” o “software de relleno”. El nombre no es casual y tiene que ver con la tendencia creciente de que las aplicaciones móviles utilicen cada vez más recursos del sistema y ocupen mayor espacio en la memoria. En este caso, ocupan lugar en la memoria del celular que, salvo en los más caros, suele ser algo que le falta a los usuarios gran parte del tiempo cuando sus equipos son de lo que se conoce como gama baja o media.

Cómo eliminar el bloatware

Desintalación

Lo primero que hay que hacer es intentar desinstalarla normalmente. Hay dos maneras: la primera, presionar sobre el ícono un tiempo prolongado y ver si aparece el “cesto” y arrastrarla hacia allí; la segunda es ir a Ajustes (o Configuración) y luego Aplicaciones, buscar la App y fijarse si –luego de elegirla—aparece el botón Desinstalar. En caso de que sí, hay que hacerlo y ya; si dice Desactivar, ver la opción siguiente.

Desactivar

Cuando se desactiva una de las Apps que vienen por default en Android, como Google Play Kiosko(que sirve para los juegos online, algo bastante inútil para aquellos que no los utilizan), la diferencia en la memoria es de unos 13 megas.

Desactivar, entonces, es la mejor opción para aquellos usuarios que no quieren empezar a toquetear el sistema operativo (en la jerga, “rootear” el teléfono, u obtener control privilegiado de, en este caso, Android).

La aplicación sigue estando instalada pero no aparece en el menú, no se abre en segundo plano y ocupa menos espacio. Para hacerlo, hay que seguir los pasos del punto anterior y hacer clic en Desactivar. Esto la sacará de la vista y desinstalara las actualizaciones que se le hicieron a la App luego de instalada –por eso ocupará menor memoria–.

El problema, claro, es que hacer eso no terminará ganando todo el espacio que se recuperaría en el caso de desinstalar por completo la aplicación.

Desinstalar “rooteando

¿Puede desisntalarse una app que solo permite ser desactivada? Sí pero habrá que “rootear” el smartphoneAcá hay un tutorial para hacerlo pero, como es algo que puede inhabilitar la garantía no se recomienda –y los fabricantes están en contra y por buenas razones: es una manera de facilitar el ingreso de malware al equipo si no se anda con cuidado si lo único que se quiere es desinstalar Apps. Solo vale la pena si se va a usar aplicaciones que no aparecen en el Google Play, algo poco habitual.

En caso de que se decida ir para adelante con el “rooteo”, luego habrá que encontrar aplicaciones que sirvan para realizar las desinstalaciones a la fuerza. Hay dos posibles: Root Uninstaller, cuya versión gratuita permite desinstalar tres Apps; y System App Remover.

Este último permite marcar todas las Apps a remover y hacerlo de una sola vez.

Qué tener en cuenta antes de desinstalar

No todas las aplicaciones pueden desinstalarse porque son fundamentales para el correcto funcionamiento del smartphone. La mejor regla a seguir es la más sencilla: si no aparece en el lanzador (menú de aplicaciones), no desinstalar. Si se saca una que aparece en Google Play, sin embargo, se puede reinstalar de manera sencilla.

Otra posibilidad para chequear es googlear “es necesaria la aplicación + [nombre de la App]”. O puede primero deshabilitársela y luego, si no pasa nada raro (como aplicaciones que se cierren inesperadamente), pasar a la desinstalación.

Fuente:bairesparatodos

You May Also Like

Deja un comentario