Abás el antisemita y Jerusalén

La reacción del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, [a la decisión de Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y trasladar la embajada norteamericana en el Estado judío de Tel Aviv a la Ciudad Santa] ha sido venenosa. En un discurso ante la sesión especial de la Organización para la Cooperación Islámica [celebrada recientemente en Estambul], hizo numerosos asertos sobre Israel, los judíos y Jerusalén falsos e incendiarios. He aquí un solo ejemplo:

“Ya no es posible permanecer en silencio mientras Israel sigue violando la identidad y el carácter de la ciudad de Jerusalén, mientras continúan sus excavaciones y asentamientos y, lo más importante, sus violaciones contra los lugares sagrados musulmanes y cristianos, especialmente contra la mezquita de Al Aqsa. (…) la situación exige garantías decisivas para poner fin a las violaciones israelíes en Jerusalén y preservar el histórico ‘statu quo’ en la mezquita de Al Aqsa”.

Los arqueólogos israelíes son excepcionalmente cuidadosos en sus excavaciones en los lugares santos judíos, cristianos y musulmanes, en claro contraste con lo que sucedía en los años en que Jerusalén estuvo bajo control jordano y el Barrio Judío y sus sinagogas fueron ampliamente devastados, y a los judíos no se les permitía visitar la zona. Lo que Abás no quiere es que los arqueólogos sigan encontrando más vestigios del pasado judío de Jerusalén, del periodo bíblico. Como su predecesor, Yaser Arafat, Abás niega que Jerusalén tenga la menor historia judía, un alegato clamorosamente falso e insultante.

Sus comentarios al respecto en su discurso fueron no tanto antiisraelíes como antisemitas. Según se reportó en ‘Tablet’, dijo:

“No quiero debatir sobre religión o historia porque [los judíos] son realmente excelsos en manipular la historia y la religión. (…) son unos auténticos maestros en esto, y en el sagrado Corán se dice que falsean la verdad (…)”.

Conozco a Abás desde hace 15 años, y es penoso ver a este hombre, generalmente tenido por una voz ‘moderada’, descender a esos abismos. Ya lo ha hecho otras veces (…): vean su discurso ante el Parlamento Europeo en 2016, cuando dijo que los rabinos israelíes habían llamado a envenenar los pozos de la Margen Occidental y posteriormente adujo que había sido desinformado.

Abás presenta Jerusalén como si fuera una ciudad cristiana y musulmana cuya única conexión con los judíos es que éstos mienten [respecto a su historia] y la profanan. Nunca me ha quedado claro qué es lo que pretende con estas viles declaraciones, porque nunca conseguirá sobrepasar a Hamás (…) en odio a los judíos. La declaración de Trump sobre Jerusalén fue criticada en numerosos lugares como una amenaza al “proceso de paz”. Cuando uno lee el discurso de Abás, no puede más que pensar: ¿qué proceso de paz? Si Abás es el único, de hecho el mejor posible, socio para la paz, y estas son sus posiciones, ¿qué posibilidades de éxito tiene cualquier negociación? Ninguna, yo diría. Y esta conclusión está ampliamente extendida, también en el mundo árabe. (…)

(…) el “proceso de paz” está dañado no por decisiones como la del presidente Trump, que ha sido cuidadosamente elaborada y explicada, sino por el tipo de lenguaje empleado por Abás. Un lenguaje incendiario, antisemita y falsario. (…)
Fuente: elmed.io

You May Also Like