Ajuste: El Gobierno quiere terminar con “el despilfarro de la política”

El plan de ajuste que impulsa el Gobierno de Mauricio Macri es para bajar el déficit fiscal y enfrentar las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Esta nueva etapa comienza con un paquete de medidas que apuntan a eliminar lo que el presidente Mauricio Macri llama “el despilfarro” de la política. La iniciativa será anunciada en los próximos días y está pensada para ahorrar cerca de $20.000 millones en 2019.

Las reuniones que le dieron origen a estas medidas fueron encabezadas por el nuevo coordinador de nueve ministerios, Nicolás Dujovne, donde además participaron el Presidente, el jefe de Gabinete, Marcos Peña y varios de los ministros clave. El plan de ajuste apunta a demostrar la voluntad del Gobierno de dar el ejemplo en un momento en el que reclama medidas e austeridad a distintos sectores.

Son nueve puntos que incluyen la la suspensión de los ingresos en la administración nacional, la venta de automóviles del Poder Ejecutivo y topes para los salarios, entre otras medidas de fuerte impacto simbólico.

Ordenamiento salarial en organismos descentralizados. El Ejecutivo busca que haya menos disparidad en los sueldos del Banco Central y de la Administración Federal de Ingresos Públicos, entre otros. En la AFIP, por ejemplo, el promedio salarial de bolsillo está en torno a los 100 mil pesos mensuales. Macri no quiere que el Tesoro le siga pasando plata a esos organismos en 2019. Dato color: “el chofer de un alto funcionario de un ente descentralizado gana 200 mil pesos mensuales”.

No se podrá cobrar dos sueldos. Hay funcionarios que perciben doble ingreso: uno por su puesto y otro por ser, al mismo tiempo, designado en algún directorio de empresa o fondo fiduciario. También se estudia ponerle un tope a los salarios de los directores de empresas públicas.

Reducción de viáticos y de la flota de autos. Los secretarios y subsecretarios de Estado no podrán viajar al exterior en business, como en la actualidad. Ese privilegio solo se reservará para el Presidente y sus ministros. Además, se achicaría el monto de gastos en el exterior.

Menos choferes y venta de autos. Los autos con chofer y custodia policial deber{an estar contemplados únicamente a los funcionarios de primera línea. Se anuncia la venta de una gran flota de autos.

Acuerdo con el Poder Legislativo y el Poder Judicial. El Gobierno quiere que ambos poderes se sumen a la ley de responsabilidad fiscal y que se comprometan con la etapa de ajustes. Además, los altos funcionarios podían tomar un empleado nuevo si antes despedían o se iban por su cuenta otros dos. Dujovne e Ibarra aseguran puertas para adentro que frenarán definitivamente los ingresos.

Bajar el déficit fiscal es la principal prioridad del Gobierno de Mauricio Macri y una de las exigencias que tendrá el acuerdo que Dujovne negocia con el FMI. Mientras el Ejecutivo debate con los gobernadores y la oposición, la Casa Rosada busca dar el ejemplo empezando por “casa”.
Fuente: jornadaonline.com

You May Also Like

Deja un comentario