Amargo Obrero: Una bebida política

El Concejo declaró al vermut patrimonio cultural de la ciudad. Se fabricó por primera vez en Rosario, en una fábrica ubicada en calle Salta al 1800, ideada por Hércules Tacconi y Pedro Calatroni
Amargo Obrero: Una bebida política

Amargo Obrero es desde este jueves una bebida de patrimonio cultural de la ciudad, en una decisión unánime del Concejo. A partir de esta medida, el Ente Turístico Rosario (Etur) incluirá, en los programas y circuitos turísticos “las diversas manifestaciones gastronómicas que se identifiquen con la historia de la bebida”.

De acuerdo al bartender, Sebastián Tevez la bebida tiene origen rosarino. Amargo Obrero “nace acá en Salta 1887 de la mano de Hércules Tacconi y Pedro Calatroni”, quien además confirmó lo que muchos ya intuían por su nombre al decir que “se trata de una bebida propia del obrero de principios de siglo XX de Argentina”.

Justamente, en los considerandos del proyecto de autoría de la edila Norma López, se justifica la distinción al aperitivo “debido a su origen popular y obrero y su vinculación histórica con las costumbres sociales a nivel nacional”.

“A diferencia de las clases sociales altas, que bebían cosas dulces y alicoradas, esto tiene una etiqueta con colores anarco-peronistas, identificando bien su clase”, había detallado Teves. En cuanto a la receta, había explicado que “tiene muña-muña, carqueja, manzanilla y logra una graduación alcohólica de 19. Mucho menos que el fernet, que tiene 44% de graduación” y aseguró que “es versátil, se puede combinar con distintas bebidas”.
Fuente: politicaplus.com

You May Also Like