Argentina venció a Chile y trepó al tercer puesto de Eliminatorias

En un encuentro de la decimotercera fecha de las Eliminatorias Sudamericanas, el astro Lionel Messi, a los 16 minutos del primer tiempo, marcó el gol de la victoria de tiro penal, tras una falta sobre Angel Di María dentro del área chilena que no llegó a percibirse, incluso viendo la jugada por televisión.
En su próxima presentación, el equipo que dirige Edgardo Bauza visitará el martes que viene a Bolivia, en la altura de La Paz, sin su emblema Javier Mascherano ni el delantero Gonzalo Higuain, ambos suspendidos por acumulación de amonestaciones.

Tras un comienzo por demás alentador, Argentina terminó jugando un flojo partido -Chile mereció el empate-, pero obtuvo un triunfo crucial, ya que superó a su rival de este jueves y pasó del quinto puesto -de repechaje- al tercero en estas Eliminatorias y quedó a solo un punto del segundo Uruguay, vapuleado esta noche por el líder Brasil en Montevideo (4 a 1).

El conjunto albiceleste empezó el encuentro a toda máquina, decidido a llevarse por delante al equipo que le arrebató de entre las manos las últimas dos ediciones de la Copa América, al ganarle -en ambas ocasiones- en definición con disparos desde el punto del penal en la final.

Argentina presionó arriba y con un Messi inspirado generó un puñado de ocasiones de gol antes de que se cumplieran los primeros 20 minutos de juego, incluyendo la maniobra en la que el árbitro brasileño Sandro Ricci marcó penal en favor de los dirigidos por Edgardo Bauza, a los 15.
Una decisión polémica de parte de Ricci, que previamente, a los 6 minutos, anuló por off side una jugada que había terminado en gol de Fuenzalida, que parecía habilitado tras un centro de Alexis Sánchez si es que efectivamente la pelota no rozó en la cabeza de Aránguiz, como supuso el juez de línea Marcelo Vangasse cuando levantó su banderín y así le devolvió el alma al cuerpo a la Selección argentina.

El encuentro continuó con el marcador en blanco hasta que el árbitro brasileño vio falta de Fuenzalida sobre Di María entrando al área y Messi puso en ventaja al dueño de casa desde los 12 metros, con un preciso remate que se coló junto al palo izquierdo del arco defendido por Bravo.

Iban 16 minutos. Previamente, Bravo le había tapado a Di María un mano a mano que ‘Fideo‘ intentó resolver con un sombrero por sobre el cuerpo del arquero, a los 14, y a los 17 Argentina arañó el segundo gol, con un disparo del ‘Kun‘ Agüero que se perdió junto al primer palo.

Luego, bajó la intensidad del juego de la Selección y el match se tornó más parejo, y aburrido por cierto, sin llegadas claras a las áreas, al menos hasta los 44 minutos, cuando Otamendi pescó un rebote después de un tiro libre de Messi y en forma increíble desvió su remate de corta distancia por encima del travesaño, con el arquero Bravo casi vencido.

En el segundo tiempo fue Chile, actual bicampeón de América, el equipo que más intentó: en efecto, el conjunto trasandino estuvo cerca de empatar a los 19 minutos, cuando Sánchez -la figura del encuentro- estrelló un tiro libre en el travesaño.

En la continuidad de la jugada, el recién ingresado Castillo pescó un centro atrás de Beausejour y obligó a Romero a exigirse para evitar la caída de su valla.

¿Y Argentina? ¿Y Messi? ¿Y los ‘cuatro fantásticos‘, que volvieron a jugar juntos en la Selección después de ¡1.000 días!? Mil dos días más precisamente. Lo cierto es que los cuatro, cada vez menos fanáticos por cierto, salvo en el caso de la ‘Pulga‘, obvio, aportaron poco y nada en general.

Bauza cambió la defensa en el comienzo del segundo tiempo, con Musacchio por Mas para compartir la zaga con Otamendi y liberar a Rojo por la banda izquierda; y también mandó a la cancha a Banega -por el ‘Kun‘- para tratar de controlar un poco más la pelota en la zona de gestación.

Sin embargo, Argentina no mejoró ni fue capaz de levantar el nivel. A los 15 se escapó Rojo por la punta y asistió a Messi, que levantó su remate por encima del travesaño: a partir de entonces, fue Chile -con Alexis Sánchez como abanderado- el conjunto que se adueñó definitivamente del protagonismo.

Los dirigidos por Pizzi presionaron hasta el final en pos de un empate que, a decir verdad, llegaron a merecer, frente a un rival que terminó redondeando una labor de discreta a mala, deslucida en ataque, esforzada en defensa, pero victoriosa en definitiva: claro que si ganar es lo único que importa, como dicen algunos por ahí, cualquier análisis del método, del juego en sí -por más deficiente que haya sido- está de más.

Por cierto que no es así: Argentina finalizó el encuentro pidiendo la hora frente a Chile y está claro que jugando de este modo le costará una enormidad traerse un resultado positivo de Bolivia, donde la Selección se presentará el martes que viene en los 3.625 metros de altura de La Paz.

Mientras tanto, la Selección sumó tres puntos que necesitaba como el aire que respira -eso es innegable- para robustecer sus aspiraciones de clasificación al Mundial de Rusia 2018. Dentro de cinco días, esta historia, este melodrama que tiene al conjunto argentino como protagonista, continuará…

Síntesis

Argentina: Sergio Romero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Emmanuel Mas; Lucas Biglia, Javier Mascherano, Angel Di María; Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero. DT: Edgardo Bauza.

Chile: Claudio Bravo; Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara, Jean Beausejour; Francisco Silva, Charles Aránguiz, Pablo Hernández; José Pedro Fuenzalida, Eduardo Vargas y Alexis Sánchez. DT: Juan Antonio Pizzi.

Gol en el primer tiempo: 16m Messi (A), de penal.

Cambios en el segundo tiempo: al inicio, Mateo Musacchio por Mas (A); 10m Nicolás Castillo por Fuenzalida (C); 12m Éver Banega por Agüero (A); 24m Jorge Valdivia por Silva (C); 31m Facundo Roncaglia por Mercado (A); 45m Esteban Paredes por Aránguiz (C).
Estadio: Monumental. Arbitro: Sandro Ricci (Brasil).
Fuente: diarionorte.com

You May Also Like