Avanza en el Concejo la ciclovía sin estacionamiento en Oroño

El Concejo dio ayer un paso clave para implementar la controvertida ciclovía sobre Oroño, entre Pellegrini y el río. La comisión de Obras Públicas otorgó despacho favorable a la iniciativa del edil Osvaldo Miatello (PJ) que elimina el estacionamiento sobre la margen derecha en ambas manos del bulevar y fija el espacio exclusivo para los ciclistas a la izquierda.

El expediente pasó ahora a Presupuesto y de recibir el aval llegará al recinto. La votación generó una grieta en el interbloque oficialista, donde el socialismo se opuso y el PDP lo apoyó.

A cuatro meses de haber sido presentada la propuesta, y tras una intensa polémica entre concejales, comerciantes, frentistas, organizaciones que promueven la movilidad sustentable y vecinos en general, la ciclovía de Oroño avanzó en el Palacio Vasallo.

Cosechó cuatro votos sobre seis presentes: la justicialista Marina Magnani, los referentes de Ciudad Futura Caren Tepp y Eduardo Trasante; y el edil del PDP en el Frente Progresista Lisandro Zeno. No acompañaron la socialista Verónica Irizar y el edil de Cambiemos, Agapito Blanco.

El proyecto avalado “es el mismo que se presentó en abril, sin ningún cambio”, confió Miatello a LaCapital, quien destacó que la idea original fue “conectar de manera ágil y sustentable las cuatro estaciones de bicicletas públicas que hay sobre el bulevar”.

Se trata de las estaciones que están a la altura del museo Castagnino (en el cruce con Pellegrini), en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNR (altura 3 de Febrero), Pichincha (altura de Salta) y en plaza Suecia (a metros del río).

Según Miatello, más allá de la controversia “no hubo grandes objeciones de fondo al proyecto y sí muchos apoyos en especial de las organizaciones de ciclistas”.

El impulsor de la iniciativa aclaró que “el estacionamiento se prohíbe sobre Oroño entre Pellegrini y el río, pero se permite el ascenso y descenso de pasajeros para las clínicas, sanatorios y escuelas que hay sobre todo el corredor”.

El concejal del PJ recordó que esta iniciativa ya estuvo en discusión en el directorio del Ente de la Movilidad en 2015 y no terminó prosperando. Con el paso de los años, según el concejal se potenció el uso de la bicicleta.

Miatello resaltó que su iniciativa “casi no tiene costo económico para el municipio y en caso de haber voluntad política se puede instrumentar de un día para el otro”.

La novedad política del tratamiento de este proyecto fue la división que generó en el oficialista Frente Progresista. El socialismo lo rechazó y el PDP lo convalidó, en un escenario inédito para la coalición que gobierna la ciudad desde hace años.

“Estoy de acuerdo con pensar la ciudad a escala humana y de manera sustentable, pero este proyecto va a generar muchos conflictos en una arteria que ya tiene complicaciones con el flujo de tránsito”, planteó Irizar.

Para la edila socialista, “en el caso de Oroño los peatones ya tienen un amplio espacio para circular sobre el cantero central que refuerza la movilidad sustentable. Eliminar el estacionamiento afectará a centros de salud, escuelas y facultades que hace años están emplazados sobre el bulevar”.

Irizar propuso como alternativa instalar una ciclovía sobre calle Alvear con sentido sur-norte “que es una arteria ancha y permitiría estar cerca de la conexión de las estaciones de bicicletas públicas”.

Miatello lo rechazó porque “sólo permite una única mano de circulación, no como Oroño. La que existe de doble mano, sobre calle Riobamba, ha demostrado ser muy insegura para ciclistas y para los automovilistas también”.
Fuente: lacapital.com.ar

You May Also Like

Deja un comentario