Cada vez más jóvenes se reúnen en “previas” caseras antes del boliche

La “previa” no para de ganar terreno en la noche entre los jóvenes rosarinos. La mayoría de ellos organiza encuentros antes de ingresar a los boliches en casas de algún miembro del grupo.La Previa

Y para muchos, la salida nocturna se limita a concurrir a la vivienda de un amigo. Allí, abundan los menores y el consumo de alcohol. En la movida local, el 73 por ciento de los jóvenes toma alcohol y el 67 por ciento considera que hay un consumo excesivo de estas bebidas en bares y boliches. La inseguridad también atraviesa la diversión juvenil: casi 6 de cada 10 jóvenes vivió una situación de violencia o robo en los últimos meses.

Los datos surgen de un relevamiento cualitativo que hizo la Municipalidad entre 708 jóvenes de entre 10 y 29 años de diferentes zonas de la ciudad en las inmediaciones de locales nocturnos, bares y boliches. Las encuestas fueron realizadas en los meses de julio y agosto pasados.

El 58 por ciento de los encuestados tiene entre 16 y 21 años, un 23 por ciento es mayor de 21 y el 19 restante tiene menos de 16 años. Un dato que habla de las franjas etáreas que frecuentan en los lugares de esparcimiento nocturno.

Las conclusiones trazan una radiografía de la noche rosarina. Y les sirvieron al Ejecutivo como sustento técnico para elaborar un anteproyecto de reforma de la normativa sobre la noche, que ya está en debate en el Concejo.

“El dato que más nos impactó fue el avance de las “previas” en la ciudad, donde los propios jóvenes reconocen que consumen alcohol. Allí, el Estado municipal no puede y no debe actuar”, remarcó el subsecretario de Gobierno, Claudio Díaz.

Para el funcionario, “en las previas que se hacen en casas de familia es fundamental el rol de los padres. Son los adultos los que deben actuar con responsabilidad, fijando límites para que no haya abuso de consumo de bebidas alcohólicas”.

Según el subsecretario de Gobierno, “por lo bajo, muchos empresarios de la noche admiten que los jóvenes llegan a veces muy alcoholizados a la apertura de los locales bailables” después de las dos de la madrugada.

De acuerdo al relevamiento, el 31 por ciento de los jóvenes rosarinos elige como salida nocturna las casas de amigos, por encima de cualquiera otra opción. El 24 por ciento va a boliches, el 17 a bares y el 13 por ciento a cines.

Entre los jóvenes que salen los fines de semana, el 62 por ciento admitió que organiza “previas” antes de ingresar a los boliches. De ese porcentaje, un 48 por ciento se hacen en la casa de algún miembro de la familia, de los cuales casi la mitad son menores de edad.

Se impone. “Esto demuestra que la previa ha ganado mucho terreno en Rosario. Allí es imposible la fiscalización del municipio y es donde resulta vital que los padres pongan límites y ejerzan autoridad”, reflexionó Díaz.

Otro indicador alarmante que detectaron los equipos técnicos de la Intendencia: entre los jóvenes que salen el 73 por ciento reconoció que consume alcohol. De ellos, el 55 por ciento adquiere estas bebidas en quioscos, minimarket o en su casa y no en bares y boliches.

Además, el 67 por ciento de los encuestados considera que hay consumo “excesivo” del alcohol en bares y boliches. Paradójicamente, el 57 por ciento planteó que para divertirse no es necesario tomar alcohol.

El sondeo también indagó sobre la periodicidad de las salidas. En ese sentido, casi la mitad de los jóvenes de entre 16 y 18 años sale 3 o más veces por semana. Un 34 por ciento lo hace dos veces por semana.

Otra consulta giró en torno a la movilidad. Al respecto, el 50 por ciento de los jóvenes que sale de noche utiliza colectivo o taxi para llegar a los lugares de entretenimiento. Para volver a su hogar el porcentaje es similar.

Del universo de jóvenes que utiliza el transporte público para moverse en la noche, el 59 por ciento consideró que la frecuencia es “muy mala, mala o regular”. El 37 por ciento la valoró positivamente.

Y el 5 por ciento admitió que es acompañado por sus padres hasta el lugar de destino. Aquí también el porcentaje es similar para el regreso al hogar.

Para Díaz, “los indicadores vinculados a la movilidad que aportaron los jóvenes encuestados son muy importantes para mejorar la planificación de las políticas municipales. Por eso sugerimos al Concejo unificar los horarios de salida de los locales nocturnos entre las 5 y las 5.30 para mejorar la oferta de transporte público”.
Fuente:lacapital.com.ar

You May Also Like