Cambio de hábitos de los consumidores, impacta directamente en las grandes cadenas de supermercados

En la era de la globalización, los fenómenos avanzan, y todo cambia, mutando los modos de comprar, en el que los consumidores se vuelcan por compras en mercados mayoristas, mini mercados de cercanía, almacenes, “súper chinos”, y también está aumentando día a día la venta online.

Según surgen de los datos estadísticos del INDEC, con las grandes y medianas cadenas de supermercados no se registraron variaciones en el segundo semestre de 2017, por tanto hay un pequeño decrecimiento en los volúmenes, frenando la tendencia de los últimos años, a diferencia de los números que arrojan los datos de la CAME, que demuestran una leve alza, en los medianos y pequeños comercios.

Las hipermercados que supieron dominar el mercado de alimentos, electrodomésticos, ropas, y todo lo que tenían por delante y que podían vender, actualmente se están viendo obligados a poner la lupa en las estrategias comerciales en este 2018, para poder llegar al consumidor, o por lo menos, intentar frenar la fuerte crisis que sufren como consecuencia de las menores ventas por los cambios de hábitos de compra entre los consumidores.

Para lograr esto, frente a una realidad que estiman que se repita este año, volverán a volcar los esfuerzos con rebajas puntuales casi todos los días, descuentos con el uso de determinadas tarjetas de crédito o de afinidad y ofertas por cantidad de productos comprados (como los tradicionales “lleve promo” 4 x 2 o 6 x 4).

Otra estrategia que aplicarán, según expone el nuevo CEO de Carrefour, Rami Baitieh, será la de potenciar las ventas de productos con marca propia, -como también lo hacen otras cadenas como VEA, Jumbo, y Waltmart- que viene en alza, abarcando el 9% de las ventas totales, y se considera que 8 de cada 10 hogares bonaerenses compraron por lo menos 1 producto de marca marca propia durante el 2017.

Otras de las estrategias de Carrefour que apaciguo las caídas del primer semestre de 2017, y que se viene fortaleciendo desde septiembre del año pasado, cuando congeló el precio de 1.300 productos con su logo por tres meses. Luego, en enero último, volvió a extender la promoción hasta abril próximo, cuando se estima que podría continuar con la iniciativa.
En este sentido, tanto Waltmart como Carrefour apostarán a mejorar los ingresos de sus propios locales del estilo mini mercados, para estar cerca de los barrios, como son los Changomás, de la cadena norteamericana, o los Express del grupo francés.

Además expusieron el cambio de tendencias en el consumo de las personas, con productos que aumentaron sus ventas según las estadísticas oficiales: Indumentaria, calzado y textiles para el hogar: 24,8%; lácteos: 22,5%; verdulería y frutería: 22,1%; carnes: 21,8%.

En cambio, se redujeron significativamente: artículos de limpieza y perfumería: 14,7%; alimentos preparados y rotisería: 17,7%; bebidas: 19,8%.
¿Cómo se prevee el consumo en el futuro?

De esta forma, durante el 2018, algunos aspectos como los hábitos de vida saludables marcarán el consumo, en el que los consumidores actuales muestran una mayor predilección hacia una mayor flexibilidad del mercado y de los emprendimientos, con un estilo de vida que va a requerir que las mercados muestren el mismo espíritu de adaptación. El mercado tradicional se volverá obsoleto.

Además obligan a las grandes marcas y cadenas, a tener los mercados cercanos a sus casas, o bien obligando a las empresas a desarrollar tecnologías para estas plataformas enfocadas en que los clientes sean capaces de ver los productos desde su casa como si fueran a la tienda. Por ejemplo se deben diagramar tiendas con el único objetivo, del retiro de mercaderías encargadas por plataformas virtuales, mejorando los tiempos de los consumidores.
¿Qué pasara con las expectativas de consumo en el 2018?

El primer semestre del año es el más complicado, además porque ya estamos en Marzo y se espera una inflación estimada del 3% en el primer trimestre, generando un golpe para los bolsillos de los consumidores, que se ven afectados por los aumentos en tarifas y servicios y por paritarias que, como máximo, igualarán las proyecciones inflacionarias privadas, lejos del 15% en el que prevé el Gobierno nacional y más cercanas al 20%.

Se siente que el primer semestre es “más flojo” en términos de consumo que el último tramo del año anterior, que terminó en alza. Se puede decir de diferentes formas, pero los vecinos de cualquier barrio bonaerense, son quienes, se lo pueden explicar de mil maneras, pero lo saben en primera persona, porque lo sienten en el bolsillo que desde enero y junio próximo se están resintiendo las estadísticas sobre la demanda de los consumidores.

Igualmente las perspectivas de los consumidores son buenas, y en general confían que se reactivaría la dinámica del mercado hacia la segunda mitad, acercándolos a los pronósticos oficiales, pero con una breve brecha de diferencia, por tendencia del “spread” generado en el primer semestre.
Fuente: impulsobaires.com.ar

You May Also Like