Carrió sobre el aborto: la despenalización lo convertirá en anticonceptivo

Tal como había ocurrido algunas horas antes con las palabras del padre Pepe di Paola en la Cámara de Diputados, la diputada oficialista Elisa Carrió también dejó un reguero de opiniones y comentarios cuando se refirió este jueves al tema de la despenalización del aborto.

Cuando faltan todavía dos semanas para el debate del tema en la Cámara Baja, la legisladora, que en su condición de católica se opone de manera tajante al aborto, sin medias tintas lanzó que “la prohibición de abortar, como la prohibición de drogarse, es una prohibición cultural, de la que no puede salirse, porque si no se convierte en un método anticonceptivo”.

“Sobre el aborto no hubo debate, los debates son de argumentos, y esto es un dilema, porque es el conflicto entre dos derechos, yo estoy en contra del aborto antes de ser creyente y saben una cosa, las chicas de 12 o 13 años que tienen hijos en general de un tío, de un hermano o del padre, de un patrón o de un hijo de un patrón, a esas mujeres, a esas niñas las van a llevar al hospital y las van a hacer abortar. Y hoy tienen hijos. Con eso lo que van a hacer es impulsar el ‘derecho de pernada’. En el norte, cuando dictamos la ley que sancionaba el abuso, los diputados de Salta decían que no podían votar eso porque el regalo de los que sirven en el campo es la virginidad de su hija al patrón de la estancia”, sostuvo Carrió en declaraciones al canal del diario La Nación.

Ese dramático tema del “derecho a la pernada” al que aludió refiere a situaciones usuales de la Edad Media, en la cual existía el privilegio feudal por el que los nobles abusaban de las mujeres de sus vasallos. Sus palabras, al fin de cuentas, no hicieron más que anticipar la dureza que tendrá el debate del 13 de este mes en Diputados, que se prevé volcánico.

Y a la hora de hablar de las feministas, Carrió también fue crítica, apuntando que los movimientos feministas que tuvieron un rol destacado en el impulso del debate sobre el aborto. “Soy feminista en el sentido del derecho de las mujeres a ser personas, pero no soy una feminista machista en el sentido de esta prepotencia del dominio de la mujer. Soy distinta del hombre, soy igual en derechos, pero somos distintos. No estoy con ese extremismo de algunos sectores feministas”, afirmó.
Fuente; diarioprimeralinea.com.ar

You May Also Like

Deja un comentario