Colocarán cámaras frente a escuelas del centro que tienen mucho tráfico

El Municipio colocará cámaras de videoseguridad en los entornos de las escuelas céntricas más conflictivas para el tránsito. La intención del Ejecutivo es poder actuar en tiempo real en los colegios donde haya doble fila y estacionamiento indebido para que los inspectores puedan labrar actas de inmediato a los infractores. Además, para presionar al Concejo sobre la necesidad de poder usar los registros fílmicos al momento de sancionar a los incumplidores, hasta ahora vedado por ordenanza.
El secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Gustavo Zignago, anunció a La Capital que en el segundo semestre del año está previsto licitar la adquisición de “otras 60 cámaras para el sistema de videoseguridad” que se sumarán a las 300 propias que tiene la Intendencia y otras mil que posee en la ciudad el gobierno provincial.

El funcionario precisó que una de las prioridades será destinar los nuevos dispositivos para ordenar el tránsito en los entornos de las escuelas céntricas más conflictivas de la ciudad.

“La verdad es que no podemos poner una pareja de inspectores en la puerta de cada colegio céntrico de Rosario. La tecnología nos permite actuar con mayor eficacia sin desplegar tantos recursos humanos y materiales”, fundamentó.

Según Zignago, “con la colocación de cámaras en las esquinas y adyacencias de las escuelas con más problemas de tránsito podremos enviar con mayor celeridad a los inspectores en caso de detectar contravenciones, como las que estamos notando en estos días”.

“Por ejemplo —continuó— en la zona de la Dante Alighieri la restricción para estacionar rige sobre calle Alvear, pero por bulevar Oroño tenemos muchos conflictos que podríamos monitorear en tiempo real”.

Presión al Concejo

Zignago admitió además que con el material que vayan generando los aparatos intentará persuadir a los distintos bloques del Concejo sobre la necesidad de poder utilizarlo para sancionar a los automovilistas infractores.

“Algún día espero que el Concejo nos autorice a poder usar la tecnología para ordenar la movilidad”, se esperanzó el titular de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana.

Hasta ahora los ediles sólo autorizaron al Ejecutivo a utilizar las filmaciones para penalizar dos contravenciones viales dentro de la emergencia en seguridad pública: el cruce de semáforo en rojo y la circulación a contramano.

“Vamos a insistir las veces que sean necesarias con el pedido para poder usar las cámaras para multar todas las faltas de tránsito. En lo inmediato vamos a colocar cámaras sobre algunos corredores conflictivos, que en algunos tramos no tienen, como bulevar Oroño , para que los concejales vean la cantidad de infracciones que se cometen”, agregó.

Según Zignago, “de poder usar las cámaras para sancionar la doble fila o el estacionamiento indebido, de a poco ese tipo de faltas se irá reduciendo en el total de infracciones que se cometen”.

Una falta recurrente

De acuerdo a datos oficiales, en 2016 fueron enviados al corralón casi 1.500 rodados en infracción que estaban en cuadras vedadas por funcionar allí alguno de los colegios en calles angostas.

Las remisiones por esta contravención representaron más del 5 por ciento del total de vehículos enviados durante todo el año pasado a los corralones (27 mil).

Las autoridades plantearon que la mayoría de los padres que lleva a sus hijos a las escuelas respeta la norma. Y que los autos que se remiten al corralón son de personas “distraídas o que no conocen la normativa”.

La restricción rige desde 2014 tras la sanción de una ordenanza en el Concejo, ideada para ordenar el tránsito en el ingreso y egreso de los alumnos a escuelas céntricas, evitando dobles filas y estacionamiento en cualquier lugar.

Si bien son alrededor de 50 las instituciones comprendidas por la medida, se está implementando de manera paulatina. Por el momento rige la prohibición en 17 escuelas y en otras 12 el municipio supervisa la circulación.

La prohibición se aplica en arterias del centro donde exista una escuela si su ancho es menor o igual a 8,45 metros o circulen por allí dos o más líneas de transporte urbano.

Lo que está permitido es que los vehículos puedan detenerse para el ascenso y descenso de los chicos unos pocos segundos.
Siguen sin sancionar faltas graves mediante el uso de videocámaras
A ocho meses del aval que le dio el Concejo para poder sancionar dos faltas graves de tránsito a través de las videocámaras de seguridad, el Ejecutivo aún no pudo instrumentarlo.
La autorización, aprobada dentro de la declaración de la emergencia en seguridad, fue concedida para multar el cruce de semáforo en rojo y la circulación a contramano.
“Hemos tenido algunas dificultades técnicas para aplicar las cámaras con su correspondiente software”, admitió el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Gustavo Zignago.
El funcionario explicó que “para poder captar el momento que un dominio cruza el semáforo en rojo o a contramano se requiere de una tecnología especial denominada LPR (por sus siglas en inglés)”.
Se trata de un sistema de reconocimiento automático de matrículas, un método de vigilancia que utiliza reconocimiento óptico de caracteres en imágenes para leer las patentes de los autos y motos.
Según Zignago, “en unos 60 días estaremos en condiciones de colocar esas cámaras con el software para poder empezar a fiscalizar esas contravenciones graves que el Concejo autorizó”.
Serán unas 27 cámaras que se suman a las 12 esquinas con semáforos que tienen cámaras incorporadas, y que registran por día unos 300 cruces en rojo. En total habrá 39 esquinas controladas y las multas para los infractores irán de 2.850 a 9.500 pesos.
Fuente: la capital.com.ar

You May Also Like