Colombia acuerda eliminar el uso de glifosato para erradicar cultivos ilícitos

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió la suspensión del uso del glifosato en las fumigaciones contra los cultivos ilícitos luego de informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Ministerio de Salud Nacional confirmaran que el químico usado para erradicar los cultivos de coca y amapola es nocivo para la salud por ser potencialmente cancerígeno.Campesinos de Colombia

Y finalmente, el Consejo Nacional de Estupefacientes de Colombia aprobó este jueves la suspensión del uso de del herbicida, no sin controversia entre quienes interpretan la medida como una baja en la lucha contra el narcotráfico (al potenciar la erradicación manual y el combate en otras etapas de fabricación o tráfico) y quienes ven en estas aspersiones aéreas un enemigo contra la salud.

El procurador Alejandro Ordóñez fue el primero en polemizar esta iniciativa del presidente y a él se le unió el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón y detractores del gobierno, quienes han minimizado los efectos del glifosato sobre la salud.

No es la primera vez que en Colombia se debate sobre la pertinencia del uso de la sustancia, principio activo del herbicida Roundup, producido por la empresa estadounidense Monsanto que patentó la molécula de glifosato en los 70 y que es utilizado en el país desde hace 30 años.

La Asociación Ambiente y Sociedad en su blog hace alusión a la publicación de la página Latín America Working Group (LAWG), donde además de apoyar la recomendación del Ministerio de Salud de Colombia destaca las declaraciones de las directora de LAWG, Lisa Haugaard:

“Durante más de quince años, organizaciones de la sociedad civil en Estados Unidos y Colombia han pedido que se ponga fin a este programa inhumano y nocivo para el ambiente. Ya es la hora para terminar este programa controvertido y dedicarse a programas de desarrollo rural para comunidades, que pueden brindar una solución a la vez más humana, y más sostenible y eficaz.”

Por su parte, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a través del comandante Joaquín Gómez, cuestionó al procurador por su posición con el uso del glifosato:

“Pensamos que si de verdad quiere contribuir a La Paz de Colombia, lo cual se nos presenta como bastante dudoso, debería propender por que el acuerdo parcial de La Habana en esta materia, tome inmediata aplicación en el territorio nacional, contando con que las FARC-EP tienen la absoluta disposición para contribuir en la aplicación del mismo”.

A la vez denunció:

Que estas fumigaciones han hecho un daño terrible al ecosistema y perjudicado gravemente a los campesinos, y señaló que la nueva política antidrogas debe basarse en los derechos humanos; además, la erradicación debe ser concertada y acompañada de proyectos de desarrollo

Francisco Alberto Bejarano del portal las 2 Orillas, manifiesta su preocupación por otros herbicidas nocivos que se consumen con frutas y verduras:

Si el pueblo colombiano se diera una vueltica por todos los cultivos que existan a sus alrededores, en momentos de trabajo, podrían ver cuantos insecticidas como el Malathion se utiliza para aplicarlo en hortalizas y tomate”.

You May Also Like