Construirán un edificio sustentable para promover educación ambiental

Con el objetivo de sensibilizar acerca del medio ambiente y su preservación, la Municipalidad impulsa la construcción del Centro de Interpretación Ambiental, que se plantea como un edificio sustentable modelo.Bosque de los Constituyentes

Destinado a la educación ambiental, estará emplazado en el Bosque de los Constituyentes y propone, entre otras cosas, minimizar el consumo de energía y reducir el impacto sobre el soporte natural. Además, se convertirá en la primera planta campamentil de la provincia.
La intervención propuesta, que tendrá una superficie cubierta y semicubierta de 484 metros cuadrados, contempla la construcción de un Centro de Interpretación con servicios para los visitantes, sanitarios públicos y un sector de campings, que cuenta con dos bloques de vestuarios con duchas, entre otras áreas.

“Destacamos la conjunción de profesionales que, trabajando de manera multidisciplinaria, llegaron a esta propuesta realmente sostenible y que marcará un hito para la ciudad.

Este centro será el primero en Rosario de varias edificaciones con alto grado de sostenibilidad que estamos planteando”, argumentó Eduardo González, subsecretario de Planeamiento municipal.

Al respecto, agregó que el centro reafirma “los lineamientos que motoriza la intendenta Mónica Fein sobre la política de respeto ambiental que desarrolla el municipio”.

El edificio está emplazado entre dos lagunas, que se vinculan a partir de varios senderos cuyo recorrido conecta el edificio con el sector de camping, un muelle de avistaje de fauna y un mirador de aves, ubicados en puntos estratégicos del área.

De ese modo, el proyecto plantea también la sustitución de la edificación existente en el lugar, que es de aproximadamente 80 metros cuadrados, ya que se encuentra en estado crítico, presentando riesgo estructural.
Claves. Para lograr la eficiencia ambiental de la obra se proponen pautas desde la concepción del proyecto, el diseño arquitectónico, la elección de los materiales, el emplazamiento, la construcción, el mantenimiento, el funcionamiento, la vida útil y la demolición.

“Los lineamientos generales del proyecto fueron elaborados por diversas oficinas municipales, entre las que se destacan la Subsecretaría de Medio Ambiente (administra el Bosque de los Constituyentes y cuenta con el Programa de Educación Ambiental), la Subsecretaría de Recreación y Deportes y la Secretaría de Turismo, garantizando la posterior operatoria del sector”, comentó González, quien admitió que tienen planificado sumar al proyecto a organizaciones no gubernamentales.

Si bien ya hay algunos centros similares en el país, Rosario se inscribe en la tendencia creciente, tanto en la Argentina como en el mundo, de crear estos espacios en zonas urbanas, lo cual implica una nueva forma de concebir el ambiente ya que, tradicionalmente, había una concepción de que estos sitios a preservar siempre se encontraban en áreas alejadas y rurales.

Esta nueva visión, por el contrario, lleva a entender el valor ambiental del entorno próximo, no sólo del que se encuentra aislado y poco antropizado.

Además, el centro se convertirá en la primera planta campamentil de la provincia. Esto permitirá a contingentes de alumnos de escuelas primarias oficiales santafesinas acampar en un espacio público natural y vivir una experiencia educativa y de recreación.

El proyecto se organiza a partir del entorno, priorizando las orientaciones más favorables que aprovechen la iluminación natural, la ganancia solar en invierno y la correcta adecuación de protección solar de cada una de las fachadas.

Se optimiza el comportamiento térmico de las envolventes con el fin de reducir el consumo energético en calefacción/refrigeración y se propone un sistema de calefacción pasiva a través de la construcción de un muro Trombe (pared orientada al sol, preferentemente al norte, construida con materiales que acumulan calor bajo el efecto de masa térmica).

El edificio se eleva sobre el nivel de suelo existente, permitiendo el natural escurrimiento del agua, a la vez que permite conservar la capacidad de permeabilidad del suelo y evita modificar la vegetación existente.

Se incorpora también la instalación de sistemas de tratamiento de aguas cloacales para evitar la contaminación de las napas y se suministra electricidad a partir de un sistema de energía fotovoltaico.

La integración con el entorno se propone a partir de la incorporación de terraza y muros verdes que cubren de vegetación nativa al bloque correspondiente a los servicios.

Otro aspecto a resaltar del proyecto es la accesibilidad al predio para personas con diferentes tipos de capacidades, eliminando las posibles barreras arquitectónicas que pudieran dificultar el desplazamiento y recorrido del predio e incorporando rampas de ingreso e instalaciones especiales.
En el Centro de Interpretación se prioriza el uso de la madera certificada, proveniente de una gestión sostenible del bosque, debido a su capacidad de captar dióxido de carbono del ambiente, por su propiedad de material renovable y por el bajo consumo de energía para su producción, en comparación con otros materiales de construcción.

En combinación con la madera, se proponen materiales de bajo mantenimiento, que permitan una vida prolongada del edificio.

Fuente: derf.com.ar

You May Also Like