Contener a Irán: si se quiere, se puede

Max Singer, del Begin-Sadat Center for Strategic Studies, cree que se puede frenar exitosamente la carrera nuclear de la República Islámica si las potenciales mundiales tienen efectivamente interés en ello.

El problema de detener a Irán (…) no es legal. (…) EEUU, Alemania, Francia y Gran Bretaña sin duda tienen capacidad para poner fin al programa de armas nucleares de Irán. Si cortan toda comunicación (…) –vuelos, teléfono, internet y banca– (…), Irán se vería obligado a ceder, hicieran lo que hicieran China y Rusia. Y a Pekín y Moscú no les entusiasmaría ponerse en contra de (…) Occidente para defender a Irán.

Las democracias no necesitan comprometerse a cambiar el régimen ni a colaborar activamente con los disidentes iraníes. Incluso un moderado apoyo político y social de EEUU y Europa a la oposición interna (…) podría asustar al régimen y obligarlo a posponer sus esfuerzos de adquirir armas nucleares. (…) ningún ataque militar (…) podría destruir de manera fiable todas las instalaciones iraníes de fabricación de armamento, pero es que la destrucción total no es necesaria. Las eliminaciones parciales podrían ser suficientes para convencer al régimen de que reconstruirlas no merecería la pena, porque serían atacadas nuevamente. Y un ataque con éxito podría socavar el control de los servicios de seguridad iraníes sobre la población.

La cuestión decisiva es cuán determinadas están EEUU y las demás democracias a evitar que Irán posea armas nucleares. Si tienen la voluntad de hacerlo, tienen la capacidad necesaria y el acuerdo nuclear no es un impedimento.
Fuente: elmed.io

You May Also Like