Córdoba duplicará este año las cirugías gratuitas de by-pass gástrico

No es una cirugía estética. No se trata de una cuestión banal o vinculada con ciertos cánones de belleza exigidos por esta sociedad moderna.

La cirugía de by-pass gástrico o bariátrica, es un procedimiento que tiene un trasfondo mucho más profundo y bien alejado de lo superficial.

Significa mejorar la calidad de vida de muchas personas que de otra manera, corren un altísimo riesgo en su estado de salud.

Desde 2011, Córdoba lleva adelante un ambicioso programa destinado a brindar este tipo de operaciones de manera gratuita, a pacientes que se encuentran en esta situación y no tienen los recursos para afrontarlas.

El procedimiento se lleva a cabo en el Hospital Córdoba de esta capital, con un equipo multidisciplinario de profesionales que lidera el doctor Nicolás Sosa Gallardo.

Para ingresar, se debe hacer un exámen previo que determine como diagnóstico que el paciente posee obesidad mórbida, es decir, tiene un índice de masa corporal (IMC) mayor a 40, el doble de lo que se considera como normal.

El IMC se calcula dividiendo el peso por la altura al cuadrado.

Durante 2017, los profesionales del Hospital Córdoba (que en cada operación llegan a la decena pero en la previa son muchos más), llevaron a cabo 35 intervenciones a pacientes ingresados para someterse a una cirugía bariátrica, una más que en 2016, cuando la cifra llegó a 34.

Sosa Gallardo confirmó a Día a Día+Vía Córdoba que en 2018, los planes son duplicar esa cifra y superar las 70 operaciones.

“Hemos solucionado algunos problemas de infraestructura e insumos y este año queremos dar un salto importante en la cantidad de cirugías que veníamos realizando”, remarcó.

El número de operaciones puede parecer no tan significativo, pero al menos es un paso a la accesibilidad para aquellos que no tienen los recursos para afrontar este procedimiento.

Sin contar que cada uno de los pacientes que se recuperan tiene una historia de vida detrás muy dolorosa, que logra torcerse tras esta práctica que les mejora la calidad de vida.

“Cada operación es un desafío desde lo profesional, pero también es una historia de vida que comienza a construirse de otra manera”, señaló Sosa Gallardo.

En consulta. El programa de cirugía bariátrica del centro de salud se viene aplicando desde 2011, y durante todo este período se fueron sumando pacientes año tras año, no sólo a la hora de ingresarlos a quirófano sino también en las interconsultas.

Durante 2017, pasaron por los consultorios pero no llegaron a cirugía unos 418 pacientes, quienes fueron revisados y diagnosticados por los médicos en consultorios externos.

Muchos de ellos ingresaron en un tratamiento ambulatorio que no necesitó de la operación para disminuir su exceso de peso.

De ese total, el 74% fueron mujeres y el 26% hombres. De Córdoba Capital fueron el 69% de los pacientes y del interior 31%.

Las cifras hablan de un incremento año tras año en el flujo de pacientes atendidos en el Hospital Córdoba.

En 2013, el ese número era de 207, en 2014, 304 y en 2015, 480 (el mayor ingreso registrado hasta ahora). En 2016, la cifra fue de 437 pacientes.

El costo. La cirugía de bypass gástrico no es un procedimiento sencillo y mucho menos económico.

Pese a que la práctica se ha extendido y con ello se abarataron los costos además de las coberturas que pueden brindar las obras sociales, una operación de este tipo, en el ámbito privado, puede llegar a costarle al bolsillo cerca de los 100 mil pesos.

En el Hospital Córdoba, con el programa de la Provincia, el paciente no pone un solo peso.

Macri y la obesidad. La cirugía bariátrica llega al “final de la cadena” de un problema que empezó mucho antes, cuando no se hizo la prevención respectiva ni los controles necesarios.

En su discurso de apertura de sesiones en el Congreso, el propio presidente, Mauricio Macri, sorprendió a todos al centrar uno de los ejes en la salud, y puntualmente en la obesidad y el sobrepeso.
En la Argentina, 4 de cada 10 chicos están mal nutridos, siendo nuestro país el de mayor obesidad infantil de América Latina.

Si esto nos ocupa a tiempo en materia de prevención, se evitaría tener que llegar a problemas como los que desencadenan una cirugía bariátrica como última alternativa.

Y no es un problema de los estratos más altos de la sociedad, sino todo lo contrario.

En nuestro país, según datos oficiales brindados por el propio Presidente, los adolescentes de bajo nivel socioeconómico presentan un 31% más de probabilidad de sobrepeso.

Cirugía bariátrica en el Hospital Córdoba, dudas más frecuentes.

-¿A quién está dirigido el programa?

A todas las personas que padecen obesidad mórbida, y necesitan bajar de peso poniéndole fin a esta grave enfermedad y mejorando o corrigiendo enfermedades asociadas a ella. Se diagnostica con obesidad mórbida a aquellos pacientes que tengan un índice de masa corporal (IMC) mayor a 40. El IMC se calcula dividiendo el peso por la altura al cuadrado.

-¿Cuáles son los procedimientos usado en este hospital?

En el Hospital Córdoba se realiza, el bypass gástrico y gastrectomía vertical en manga. Ambas opciones son excelentes como herramientas para combatir la obesidad. Con la cirugía se baja alrededor de un 75% del peso excedente.

– ¿Tiene algún costo ingresar al programa?

No. Hace mucho tiempo que se le da prioridad a los pacientes que no tienen obra social, porque la obesidad es una enfermedad que todas las obras sociales están obligadas a cubrir. Entonces para no desproteger a los pacientes que no tienen cobertura médica, en este hospital se les da prioridad. No se excluye a nadie, pero se prioriza a esta gente.

– ¿Cómo hay que hacer para anotarse en el Programa?

Quienes estén interesados en saber más de este programa, deben dirigirse al Hospital Córdoba ubicado en Libertad 2051. Hay que solicitar un turno para el ingreso al Programa de Cirugía Bariátrica personalmente en el consultorio 27 (planta baja), de 8 a 13 horas. Para consultas referentes al programa la dirección de correo electrónico es: bariatrica.hospitalcordoba@gmail.com
Cuánto dura el tratamiento? ¿Es de por vida?

La obesidad mórbida es una enfermedad crónica. Lo ideal es que después de la cirugía el paciente siga en contacto con el grupo interdisciplinario para mantener en el tiempo los buenos resultados obtenidos. Desde que ingresa al programa, pasa alrededor de dos años hasta que es sometido a la cirugía. Lo primero que hay que hacer es concientizar tanto al enfermo como a su familia de que tienen un problema.

En ese lapso previo a la intervención quirúrgica, el paciente es tratado desde todas las áreas (medicina clínica, nutrición, kinesiología, psicologia etc.) para intentar modificar sus hábitos, sus costumbres y su estilo de vida por uno más saludable. Debe cumplimentar con todos estos requisitos para poder ser intervenido.
Fuente: diaadia.com.ar

You May Also Like