Corea del Norte acusa a EE.UU. de llevarla al borde de guerra nuclear

Corea del Norte acusó el martes a Estados Unidos de acercar a la península coreana al borde de una guerra nuclear luego de que un par de bombarderos estratégicos estadounidenses volaron sobre la zona y el sistema antimisiles THAAD comenzó a operar.

Los dos bombarderos supersónicos B-1B Lancer y el sistema THAAD fueron desplegados en medio de la tensión por los programas de armas nucleares y misiles balísticos de Corea del Norte, que ha desafiado las sanciones de Naciones Unidas y la presión de Estados Unidos.

El vuelo de las aeronaves ocurrió el lunes luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, abrió la puerta a un encuentro con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, pese a que Pyongyang sugirió que seguirá probando armas nucleares.

La Fuerza Aérea estadounidense dijo en un comunicado que los bombarderos volaron desde Guam para realizar ejercicios de entrenamiento con las fuerzas aéreas de Corea del Sur y Japón.

Pyongyang dijo que los bombarderos realizaron “un simulacro de lanzamiento de una bomba nuclear contra objetos importantes” en su territorio en momentos en que Trump y “otros belicistas estadounidenses claman por llevar a cabo un ataque nuclear preventivo” contra Corea del Norte.

“La provocación militar imprudente está llevando la situación en la península coreana al borde de la guerra nuclear”, dijo el martes la agencia oficial norcoreana KCNA.

Por otra parte, el portavoz de las fuerzas estadounidenses en Corea, Corone Rob Manning, confirmó en un comunicado que el Sistema de Defensa Aérea de Gran Altitud (THAAD por sus siglas en inglés) está operando “y tiene la capacidad de interceptar misiles norcoreanos y defender la República de Corea”.

El despliegue del THAAD, que según algunos analistas no está completo hasta que lleguen más lanzamisiles y más misiles interceptores, ha provocado protestas de los residentes de Seongju, la localidad que lo alberga, temiendo que Corea del Norte ataque el lugar.

Las tensiones en la península coreana han sido altas durante semanas, debido a la preocupación de que Corea del Norte podría llevar a cabo su sexta prueba nuclear, desafiando la presión de Washington y China, el único aliado importante de Pyongyang.
Fuente: voanoticias.com

You May Also Like