Crece la tensión entre Rusia y Estados Unidos por aviones espías

Rusia interceptó aviones estadounidenses de recono­cimiento “P-8 Poseidón” que se aproximaron a la frontera rusa en el mar Negro, infor­mó ayer el Ministerio de De­fensa ruso.

“Éste no es el primer in­tento de la aviación de la Otan de acercarse a las fron­teras rusas para realizar la­bores de espionaje en el área de los ejercicios estratégi­cos de mando militar Ka­vkaz-2016”, dijo el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Ígor Konas­hénkov.

Asimismo, explicó que los aviones estadouniden­ses P-8 intentaron en dos ocasiones aproximarse a la frontera rusa sin encen­der los transpondedores, un requisito obligatorio para transmitir coordena­das e identificación.

Por ese motivo, Rusia tuvo que ordenar el des­pegue de dos cazas Su-27 desde la base de Belbek, no lejos del puerto de Se­bastopol en la península de Crimea. Según la fuente, “los aviones norteameri­canos modificaron brusca­mente su rumbo” cuando se aproximaron los cazas rusos para identificarlos. Con res­pecto a la denuncia del Pen­tágono sobre una aproxima­ción peligrosa por parte de uno de los Su-27 rusos, Ko­nashenkov replicó que “los pilotos rusos actuaron en estricta consonancia con las reglas internacionales”.

En las últimas semanas aviones de Estados Unidos se han aproximado en varias ocasiones a las fronteras rusas, lo que ha provocado malestar en el Ministerio de Defensa ruso.

Por otra parte, el general agregó que para satisfacer la curiosidad sobre las manio­bras militares rusas, Moscú ha invitado a los agregados militares de más de 60 paí­ses y a casi un centenar de periodistas extranjeros.

Mientras, el almirante Vladimir Komoedov, presi­dente del Comité de Defen­sa de la Duma o Cámara de Diputados, consideró una provocación la actitud de los aviones de Estados Uni­dos. “Los estadounidenses no tienen nada que hacer en el mar Negro. Nadie los ha invitado. No tienen por qué volar allí”, dijo.
Fuente: nortecorrientes.com

You May Also Like