Cristina, al borde del juicio oral por el dólar futuro

La Cámara Federal confirmó el procesamiento de la expresidenta y la dejó “caminando en la cornisa”. Las maniobras le habrían costado al Estado cientos de millones de dólares. Ratificaron el embargo millonario sobre CFK

Cercada por el accionar de la Justicia, la expresidenta Cristina Kirchner sufrió ayer un nuevo revés en Tribunales, luego de que la Sala II de la Cámara Federal confirmara su procesamiento por la causa del dólar futuro, dejándola así al borde del juicio oral que podría llevarse adelante el año próximo.

De esta manera, el tribunal ratificó el procesamiento que le había dictaminado el juez federal Claudio Bonadio el pasado 13 de mayo por “administración infiel en perjuicio de la administración pública” por la venta de contratos a través del Banco Central (BCRA), durante el segundo semestre del año pasado, a precios más bajos que los que se vendían en el exterior, los cuales acarrearon fuertes ganancias para algunos privados y graves pérdidas para el Estado nacional.

Esto trajo aparejado que las reservas del BCRA fueran puestas en riesgo por una decisión política desacertada, que va contra las normativas emanadas de la Carta Orgánica del organismo público, y que condujo a que los argentinos fueran los que de sus bolsillos pagaran este mal accionar de los exfuncionarios K.

La Sala II, integrada por los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah, expresó en su escrito que “siguiendo instrucciones del Poder Ejecutivo Nacional, las autoridades del Banco Central, con la necesaria intervención de las de la Comisión Nacional de Valores, vendieron en un muy breve período de tiempo un volumen descomunal de contratos de futuros en dólares a valores ficticios, obligando de esa forma abusivamente a la entidad y, por consiguiente, a la sociedad como soberana de los bienes públicos”.

Prácticas defraudatorias

Estimaciones realizadas por diversos organismos privados sostienen que el negociado con el dólar futuro le costó a los argentinos más de 70.000 millones de pesos, que provienen de 45.000 millones en el mercado de futuros del Rofex que es donde se operan derivados financieros, y 25.000 millones del MAE (Mercado Abierto Electrónico), generando así una espiral inflacionaria que todavía repercute en el andamiaje diario de los ciudadanos.

Para Irurzun y Farah, “hay pruebas suficientes para sostener que, en concreto, Cristina Fernández de Kirchner tomó parte central en la decisión de dar curso a la ma­niobra de defraudación contra el patrimonio del BCRA. Existen indicios específicos de lo anterior, y también datos tales como la di­mensión y especial tenor de la operatoria y la práctica habitual que solía emplearse para asuntos de esa naturaleza, que impiden llegar, a esta altura, a una conclusión distinta”.

De acuerdo a lo investigado tanto por Bonadio como por las pruebas acumuladas y analizadas por los magistrados, está “comprobado” que el BCRA ofreció dólares a futuro en el mercado sabiendo de antemano que, mientras llevaba adelante esa operación en nuestro país, en ciudades como Nueva York la divisa norteamericana lanzada desde la Argentina valía un 40% más, ocasionando así un fuerte perjuicio al erario nacional.

Además, el tribunal ratificó el embargo de 15 millones de pesos sobre la expresidenta que había resuelto Bonadio, a cargo del expediente, y que pone más que nunca a CFK en la cornisa judicial y a punto enfrentar un juicio oral que puede terminar con la exmandataria tras las rejas.

Expediente complejo

En el fallo dictaminado por la Sala II de la Cámara Federal se expresa la complejidad que caracteriza a la causa que se le sigue a la expresidenta, por los cientos de testimonios y fojas que ocupa la misma, lo que ha llevado a que el caso se retrase en el tiempo y comprenda más trabajo de lo normal.

Otra de las razones que esgrimieron los magistrados Martín Irurzun y Eduardo Farah son los enormes contratiempos que han sufrido por parte de la defensa de la expresidenta Cristina Kirchner con diferentes planteos que han demorado los tiempos de la Justicia, poniendo “palos en las ruedas” de los jueces.

Carlos Beraldi, el abogado de la exjefa de Estado, es el mismo que defiende a Romina Mercado, hija de Alicia Kirchner y sobrina de Cristina, en la causa Hotesur. También es parte del equipo de abogados del empresario y zar del juego K, Cristóbal López.

El expediente se ha ido llenado de declaraciones que han tenido como principal motivo “embarrar la cancha” y tratar de desviar la atención de los verdaderos responsables de un desfalco que le costó a todos los argentinos más de 70.000 millones de pesos.

El paso a paso de una causa que complica a CFK

Octubre de 2015: Comienza la venta de dólar futuro, por la cual se investiga a la exmandataria

13 de abril: La expresidenta presta declaración indagatoria ante el juez Claudio Bonadio

13 de mayo: CFK es procesada por “administración infiel en perjuicio de la administración pública”

6 de octubre: La Sala I de la Cámara de Casación rechaza los planteos de la defensa de Cristina

11 de noviembre: La Sala II de la Cámara Federal confirma el procesamiento de la exjefa de Estado
Fuente: diariohoy.net

You May Also Like