Cristina en Comodoro Py: “Hay una persecución judicial contra todos los que pueden ser candidatos”

Rodeada de dirigentes ultrakirchneristas y militantes de La Cámpora, y en medio de un fenomenal operativo policial montado por el Ministerio de Seguridad, Cristina Kirchner fue a Comodoro Py a declarar por primera vez en una causa por corrupción y denunció una “persecución judicial” orquestada por el Gobierno de Mauricio Macri.

La ex presidenta estuvo alrededor de dos horas frente al juez federal Julián Ercolini, quien la investiga por presunto fraude en la obra pública en base a una investigación de los fiscales Gerardo Pollicita y Juan Mahiques que la acusan de montar una asociación ilícita para beneficiar a Lázaro Báez.

Cristina hizo una larga exposición ante el juez y los fiscales (a Mahiques lo chicaneó por ser hermano de un funcionario nacional) pero no aceptó responder preguntas sobre el caso. Además, planteó la nulidad de su indagatoria, el cambio del objeto procesal y reiteró su pedido de la realización de “una auditoría general” de las obras públicas durante su gobierno y el de Néstor Kirchner.

A la salida de los tribunales federales, la ex mandataria dio una improvisada conferencia de prensa donde disparó munición gruesa contra Macri, a quien acusó de estar detrás de la causa judicial para “tapar” la situación económica y también habló de una “persecución” contra los dirigentes de la oposición que pretenden ser candidatos.

“Es un disparate absoluto, mayúsculo decir que una asociación ilícita la compone un gobierno elegido en las urnas”, arrancó Cristina, que apuntó contra Pollicita y Mahiques. “Para los fiscales el gobierno fue una asociación ilícita”, cuestionó y agregó que presentaron como pruebas los presupuestos aprobados por el Congreso. La ex mandataria recordó que los presupuestos los ejecutan los jefes de gabinete y dijo que las obras en cuestión fueron auditadas.

Luego se concentró en hablar contra Macri. “Es una maniobra formidable de persecución política y hostigamiento mediático”, dijo en referencia a la investigación, y añadió que es parte de una “maniobra regional” contra los presidentes de centroizquierda, entre los que mencionó a Lula.

“Es una maniobra del gobierno tapar el desastre económico y social que vive la Argentina”, lanzó contra el gobierno, al que acusó de “tratar de esconder” lo que sucede a nivel social. E ironizando sobre la acusación en su contra dijo que el gobierno de Macri “es una asociación ilícita terrorífica porque te da terror cuando llega la factura de luz, la factura de gas o cuando vas al supermercado”.

Cristina continuó con las críticas y recalcó que “la mayoría de la gente no está pudiendo llegar a fin de mes y los salarios no alcanzan” y habló de una “formidable redistribucion regresiva de ingresos, una transferencia de ingresos” a los sectores más ricos.

Luego, habló de un intento por proscribirla y confirmó que piensa en presentarse como candidata. “Hay una persecución judicial a todos aquellos dirigentes que pueden tener votos o ser candidatos y pueden poner en riesgo los resultados de la elección” del año que viene para el oficialismo, argumentó.

“Es muy grave lo que está pasando en el país”, continuó Cristina, y mencionó el caso de Milagro Sala, detenida en Jujuy. “No van a decir que la ONU es una organización K”, chicaneó. “Buscan la proscripción, la difamación y la estigmatización de nuestro espacio político”, insistió.

Finalmente, hizo una referencia a la polémica sobre el voto electrónico y sugirió que el Gobierno quiere hacer fraude. “No es casual la insistencia del voto electrónico, que como ya han demostrado todos los técnicos habidos y por haber tiene serias irregularidades”, indicó, y luego envió un mensaje a los senadores peronistas a los que recomendó no quedar como “cómplices” de esta maniobra.

Auditoría y palos a Calcaterra

En su declaración ante el juez, Cristina dijo que “no soy amiga ni socia comercial de Lázaro Báez” y reiteró su pedido para que se haga una auditoría de toda la obra pública, lo mismo que el bloque K impulsa en Diputados. “Yo quiero que se investigue, pero quiero que se investigue toda la obra pública”, dijo luego.

También en la declaración, la ex presidenta pidió que se “investigue el favorecimiento a IECSA” por parte del actual Gobierno en el soterramiento del Sarmiento. Se refería a la empresa de Ángelo Calcaterra, el primo de Mauricio Macri a quien también vinculó a Báez. A raíz de ese pedido, Pollicita y Mahiques resolvieron que van a radicar una denuncia para que se investigue en otra causa penal.

Afuera, recordó que “el ejecutivo asignó 45 mil millones a la UTE que integra Calcaterra” y a la pasada mencionó que el primo de Macri ya no tiene en venta su empresa para que no se hagan públicos sus números. Además, indicó que en la licitación original se establecía “la obligación de que quien ganara debía conseguir financiamiento externo privado, no público” para hacer la obra. “Pero cambiaron las reglas, aunque tuvieron la precaución de que no firmara Macri, sino la vicepresidenta”, dijo, y sugirió que también ahí podría existir una asociación ilícita.
Fuente: lapoliticaonline.com

You May Also Like