Croacia igualó el récord de alargues en un Mundial

El hecho de que Croacia llegue a su primera final en la historia de los Mundiales es inédito, pero más el que lo haya logrado luego de tres tiempos suplementarios consecutivos, una verdadera rareza. Sin embargo, no es el primero que ha tenido que jugar 360 minutos sin parar en una Copa del Mundo.

Con el triunfo en el alargue de hoy sobre Inglaterra, los croatas igualaron el récord de justamente los ingleses, que en Italia 1990 debieron disputar tres prórrogas seguidas antes de caer en las semifinales con el futuro campeón Alemania Federal. En aquellos octavos de final, vencieron 1-0 a Bélgica en el minuto 119 con un golazo de David Platt a la salida de un tiro libre. En cuartos perdían con el gran Camerún de N’Kono y Roger Milla, pero ganaron 3-2 con dos penales de Gary Lineker, uno en los 90 y otro en el tiempo extra. Y en la semifinal 2 jugaron otros 120 minutos que terminaron 1-1 con los alemanes, antes de caer en el desempate por tiros desde el punto penal. Luego quedarían cuartos al perder con Italia 2-1.

Veintiocho años después, Croacia iguala la curiosidad, también con 360 minutos sin contar los penales: 1-1 con Dinamarca, 2-2 con Rusia y el 2-1 de esta tarde. Bélgica en 1986 y Argentina en 2014 también habían llegado a tres alargues, pero no fueron consecutivos. En cambio, los croatas, veinte años después de su gesta de Francia 98 al ser terceros en su debut, lo hicieron posible. Todo vale la pena por una final de Mundial.

Fuente:tribunero.com

You May Also Like