Efecto de la marcha de la CGT: Macri echó a dos hombres claves de los sindicatos

Ezequiel Sabor, viceministro de Trabajo, se convirtió esta noche en el segundo echado del Gobierno tras la marcha de la CGT contra el Gobierno. El presidente, Mauricio Macri, ordenó que le pidieran la renuncia por su cercanía con el sector gremial que comanda Hugo Moyano, con quien había trabado una buena relación desde su paso por la gestión porteña.

Antes, Macri había tomado la primera decisión como respuesta a la marcha al enviar que le pidieran la renuncia a Luis Scervino, el Superintendente de Servicios de Salud.

El cargo de Scervino es el más importante que tienen los sindicatos en la estructura estatal. Desde allí se controlan las obras sociales, que desde siempre fueron receptoras de la mayor caja que manejan los sindicatos.

Hombre de José Luis Lingeri (jefe del gremio de los trabajadores de Aysa), Scervino también le prestó servicios a Camioneros y la UOM.

Cuando las columnas de los sindicatos de la CGT se desmovilizaban tras la protesta contra el Gobierno, Mauricio Macri tomó la primera decisión como respuesta a la marcha: mandó a que le pidieran la renuncia a Luis Scervino, el Superintendente de Servicios de Salud.

La Superintendencia tiene un presupuesto anual de unos 7.000 millones, y entre los programas que controla está el giro de los pagos de la Administración de Programas Especiales, que financian los tratamientos de enfermedades con tratamientos costosos que deben atender las obras sociales.
Fuente: jornadaonline.com

You May Also Like