El 40 aniversario de la unificación de Vietnam

El 30 de abril, celebró Vietnam el 40 aniversario de su unificación nacional. Estando en la ciudad de Ho Chí Minh ese día, tuve el privilegio de presenciar este momento histórico, que retrata a un pueblo valiente y sufrido a lo largo de los siglos.Vietnam

Conflictos permanentes en la zona, permitieron a Francia entrar por la puerta grande, a controlar la región, en calidad de protectorado, compartiendo el poder con las acomodadas y débiles dinastías del momento, por casi 100 años.

Pasada la Segunda Guerra Mundial, cuando la región tuvo dominio japonés, entraron de nuevo los franceses, ahora en disputas por el control regional, con soviéticos y chinos.

Para 1954, con el convenio de Ginebra, pusieron fin a las hostilidades den la región.

En Vietnam, demarcaron una línea provisional que los dividió en el paralelo 17, al norte los comunistas liderados por Ho Chí Minh, y al sur los alineados con Occidente. Ambos bandos comprometidos a ir a elecciones libres y unificadas cuatro años después; algo que no se cumplió, haciendo que la lucha por el dominio del país continuara.

A partir de ese acuerdo, los franceses abandonaron la región, sin haber derramado más sangre que la de sus mercenarios africanos. Llevaban con ellos a los derrocados nobles de los tres países de Indochina (Laos, Camboya y Vietnam) que se replegaron a sufrir en París, hasta la fecha, la pérdida de sus tronos.

Cuando las fuerzas comunistas se fortalecieron con el Vietcong (los guerrilleros de Vietnam del Sur), Estados Unidos empezó por enviar a 400 soldados ‘boinas verdes’, esto en 1961. El objetivo era ayudar a los vietnamitas del sur en la lucha contra los insurgentes. Así es como Estados Unidos se fue involucrando en esta guerra nacional, hasta llegar a tener más de medio millón de soldados estadounidenses luchando en la zona.

La dureza del clima, las enfermedades tropicales, el desconocimiento de la zona o la falta de motivación para defender tierras ajenas fueron los factores que generaron en la juventud estadounidense de aquel entonces una huella indeleble de dolor que los marcó para siempre.

Los mismos factores a favor, en especial el saberse defensores de su causa nacional, hizo de los vietnamitas los indiscutibles vencedores.

Después de 11 años, los estadounidenses se retiraron. Dos años después cayó Saigón. Vietnam del Norte y los seguidores de Ho Chí Minh, gestor de la independencia y quien había fallecido seis años antes, gobiernan desde entonces.

Cuatro millones de vietnamitas y 58 mil estadounidenses muertos fueron el costo humano para definir políticamente esta región.

Hace 20 años, después de haber pasado por un periodo de comunismo duro, cuando el pueblo no tenía ni para alimentarse, liberaron su estructura económica, convirtiéndose en una de las regiones de mayor crecimiento en el mundo.

Hoy, con diferencias de clase marcadas, con una corrupción que no sonroja sino se exhibe, ausencia total de libertad de expresión o prensa, conviven multimillonarios, en su mayoría ligados a las esferas políticas, con millones de pequeños comerciantes y agricultores, que subsisten con su parcela de arroz de 1000 metros cuadrados.

¿Podrá resistir una sociedad tan desigual, corrupta y con bozal, en este sistema autocrático que llaman comunismo con economía abierta?

No dudo que Ho Chí Minh, el gran gestor de Vietnam independiente y unificado diría que ¡No!.
Por Aida Fishman
Fuente: Crhoy.com

You May Also Like