El 60 por ciento de los niños en estado de adoptabilidad tiene más de once años

Tras la repercusión mediática que tuvo la convocatoria pública para que una familia adopte una nena de 13 años que se encuentra institucionalizada, datos oficiales al día de ayer indican que de 30 niños en estado de adoptabilidad en Santa Fe, 18 pertenecen tienen entre 11 y 18 años. Este grupo de preadolescentes representa el 60 por ciento del total y es el que menor interés despierta en el Registro Unico de Adoptantes (Ruaga). La estadística parecería condenarlos a un hogar de tránsito hasta la mayoría de edad.

El caso de la chica que cursa el sexto grado de una escuela en San Lorenzo y que aguarda “una casa para siempre” generó alto impacto. El gobierno santafesino activó un protocolo calificado como inédito para intentar cumplir el sueño de quien está yendo de institución en institución desde los 9 años y fue apartada de su familia biológica por decisión judicial.

La convocatoria pública para encontrar padres adoptivos se pondrá en marcha a partir de hoy, y hasta el 27 de octubre inclusive, con el objetivo de obtener un registro de postulantes en todo el país.

Los interesados deben ingresar en www.santafe.gob.ar/convocaruaga para quedar anotados. Luego será el propio Ejecutivo, a través de la Subsecretaría de Asuntos Registrales, el encargado de hacer la nómina.

El caso puso en agenda otra problemática: la de las dificultades para encontrar familias que deseen adoptar niños por encima de los 10 años de edad.

Y así lo reflejan las estadísticas del propio Ruaga. El 80 por ciento de los aspirantes a una adopción busca niños de cero a tres años.

Según datos a julio de este año, de los 30 oficios con solicitudes de postulantes inscriptos en el Ruaga, sólo ocho implican a niños en situación de adoptabilidad entre los 11 y los 18 años.

Cabe aclarar que muchos de estos oficios incluyen grupos de hermanos.

Al día de ayer, y según Asuntos Registrales, en toda la provincia se refleja que de 30 menores, 18 de ellos tienen 11 años de edad o más; lo que equivale al 60 por ciento del total.

Para el camarista Civil y Comercial y experto en Familia, Marcelo Molina, la adopción de menores en este grupo etario no resulta la única salida para un futuro con oportunidades.

Tutela

“Existen otras salidas, como la tutela o la guarda y no el cambio del vínculo filiar. La institucionalización a la hora de promover la inserción en una familia es una situación compleja . Y cuando tienen 14 o 15 años de edad algunos sólo quieren que los cuiden y no ser adoptados”, advirtió el juez para agregar: “Los propios pibes empiezan a tener una opinión de peso; a punto tal de que el Código Civil y Comercial indica que luego de los 10 años de edad deben dar su consentimiento para la adopción. No hay una sola respuesta para todos los casos”.

Con unos 700 inscriptos en el Ruaga y el tiempo de espera, Molina puso el énfasis en las condiciones que los futuros adoptantes deberán asumir o no estarán capacitados para poder transitar el camino de cara a una adopción plena.

Además, en muchos casos, no sólo condiciona la edad del menor sino sus condiciones de salud.

“Juzgar a la familia adoptiva es muy sencillo, pero ponerse en el lugar de ella no es tan común ni tan fácil”, aclaró el magistrado para quien la convocatoria pública lanzada por el gobierno provincial resulta un mecaniamo válido, “aunque no inédito, pero sí corajudo”.

Molina recordó que se habían impulsado llamados abiertos a la comunidad de estas características, cuando era juez de Familia y recordó que se habían logrado reunir 100 interesados, luego se hizo una depuración de 48 postulantes y, pese a que no tuvo éxito la vinculación esperada, muchos de los inscriptos fueron válidos para otras adopciones.

“Entre que los chicos van forjando su propia opinión y muchas veces no quieren ser adoptados. No se pueden forzar situaciones de adopción, el tema tiene su complejidad y particularidad”, redondeó el camarista.
Fuente: lacapital.com.ar

You May Also Like