El 70% de las pérdidas nacionales de soja pertenecen a Santa Fe

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) estimó que las pérdidas en la producción de soja en Santa Fe ascenderían 2.376.000 toneladas sobre un total proyectado a nivel nacional de 3.300.520 toneladas, lo que representaría el 71% de las pérdidas y una merma en las exportaciones valuadas en u$s 910 millones.

Los temporales que azotaron la provincia durante las últimas semanas produjeron estragos en la soja.

Las zonas más perjudicadas fueron la región norte del área núcleo, con pérdidas cercanas a 1,5 millones de toneladas y la zona centro sur, con 876.536 toneladas damnificadas.

“Con respecto a la cosecha de soja, habrá pérdidas por rinde (se proyecta una caída del 30%) y por calidad del grano que sumarán unos u$s 3 mil millones en Santa Fe. Además, las inundaciones empeoraron la ya averiada infraestructura de transporte de rutas y caminos rurales” señaló el ministro de Producción de la provincia, Luis Contigiani, quien compartió la reunión con los representantes de la BCR; el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Omar Príncipe y el secretario de Lechería, Pedro Moroni.

“Logramos instalar el concepto de emergencia extraordinaria, que va a requerir soluciones extraordinarias. Hay 7 millones de hectáreas afectadas, de las cuales 3,4 están bajo agua. La cosecha gruesa y la cuenca lechera de la provincia son las producciones más afectadas” sostuvo Contigiani y aseguró que entre “el 50 y el 60% de la producción lechera se está perdiendo por día; si en promedio se producían 8 millones de litros por día y hoy se están produciendo 4”.

Además, el ministro comentó que el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, solicitó al Gobierno Nacional 1.000 millones de pesos para atender la coyuntura, y ya asignó 800 millones para arreglar caminos y accesos.

En cuanto al financiamiento, Contigiani reafirmó la necesidad de crédito y financiamiento (con un año de gracia) para el sector productivo.

La FAA calculó una deuda de 5.000 millones de pesos en insumos de los productores, y la necesidad de afrontar nuevos gastos para la próxima siembra.
Fuente: agenciaderf.com

You May Also Like