El dólar blue, casi al doble que el oficial

La cotización para la venta del dólar en el denominado mercado paralelo rozó ayer los 16 pesos, es decir, ya casi duplica el valor que le reconoce el Banco Central (Bcra) al comprárselo por la ventanilla formal a exportadores.

La diferencia, explicativa por sí sola de la marcada reticencia que éstos muestran a desprenderse de las divisas, alcanzó un nuevo pico ayer -superior al 89%- al escalar otros 50 centavos (o 3,2 por ciento) el precio del billete para operaciones en negro mientras se mantuvo amesetado el vendedor mayorista a 8,42 pesos por ventas del Bcra (se desprendió de unos 10 millones de dólares) para evitar variaciones.

A su vez, la brecha entre el dólar paralelo y el que surge de las operaciones de atesoramiento (oficial más 20 por ciento, 10,14 pesos) ya supera el 57 por ciento, lo que no hace más que incentivar esa demanda hasta elevarla a niveles que superan, incluso, los registrados cuando se reanudaron parcialmente estas operaciones tras 25 meses de prohibición.

De hecho, por ventanillas de bancos y agencias de cambio ya se expidieron en lo que va de septiembre 325 millones de dólares, lo que supone un nuevo récord para un mes (cuando restan aún cinco ruedas para cerrarlo), casi 20 por ciento del total vendido de los 1637 millones de dólares por este concepto en los casi nueve meses de reapertura del cepo. Por su parte, el paralelo también le sacó al dólar turista o tarjeta (oficial más el adelanto impositivo del 35 por ciento, es decir 11,41 pesos) una diferencia que roza el 40 por ciento, lo que actúa como un aliciente para concretar nuevamente consumos en el exterior.

Como se verá, la reticencia de la oferta y la exacerbación de la demanda forman parte de una especie de tormenta cambiaria perfecta que pone a diario más presión sobre las menguadas reservas del Bcra.

El organismo, pese a que comenzó a recibir y a computar para el cálculo de esa tenencia los yuanes de su par de China y pudo reportar una mejora de 5 millones, atesora unos 28.221 millones de dólares, 2378 millones menos de los que tenía al comenzar el presente año y pese a que mantiene pisados o cuotificados los pagos por importaciones.

La escalada no responde a razones de mercado, según explican los propios operadores, sino al creciente cuadro de incertidumbre que favorece las conductas especulativas.

Fuente: aimdigital.com.a

You May Also Like