El gobernador no aventuró cifras y los docentes siguen sin oferta

El gobernador Miguel Lifschitz encabezó este viernes junto a la ministra de Educación, Claudia Balagué, un acto en el Normal Nº 2 de la ciudad de Rosario donde anunció que se destinarán 1.300 millones de pesos a inversión en educación. Allí, en contacto con la prensa, insistió que la paritaria con los docentes se inicia “sin techo”, aunque algunos referentes gremiales de Amsafé anticiparon este viernes, antes de entrar a la reunión paritaria, que el piso es el 35 por ciento de aumento.

Los gremios, además de avanzar en la discusión salarial, también aprovecharon el encuentro para plantear la necesidad de una actualización normativa para avanzar en la concreción de derechos a la estabilidad laboral, la convocatoria a concurso de ascenso directivo, no directivo y supervisión de secundaria; cronograma de sustanciación del concurso de nivel superior y temas vinculados a la salud y seguridad de los trabajadores, como el plan anual de prevención de enfermedades.
En diálogo con Diario UNO, la secretaria general adjunta de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Rosa Bugnar, que participó en la reunión paritaria en Santa Fe, dijo que “el panorama es complejo”, que en la reunión de este viernes no se tiraron números sobre la mesa y que uno de los principales reclamos que se les hizo a los funcionarios provinciales fue que “insistan en el reclamo a la Nación a que convoque a la paritaria federal”.

“El problema de la falta de la paritaria nacional estuvo instalado en la mesa. Nosotros hicimos una presentación, a través de la diputada Silvina Frana, para que el Congreso intervenga para que se convoque a las paritarias”, agregó.

Luego agregó: “Nosotros le insistimos a la provincia para que pida la convocatoria a la paritaria nacional porque parte del salario docente lo paga la Nación, hay que hablar del incentivo docente, otras provincias tienen el fondo compensador. Pero también hay que discutir los programas nacionales como el Conectar Igualdad, los de capacitación docente. Además, la falta de un marco nacional hace que la discusión en las provincias se dilate. Por eso veo complejo el panorama.

Al ser consultada sobre los resultados de la reunión, Bugnar expresó: “No puedo decir que colmaron las expectativas porque no hubo ningún porcentaje que se haya dicho. Sí hubo comentarios de parte de ellos que se basan en los números del Ipec (estimó una inflación del 32,9% en 2016), pero nosotros no estamos de acuerdo. También se habló de la inflación de 2017 y tampoco lo compartimos porque hay muchas diferencias con el tema del aumento de tarifas y aumentos de precios. Ni de parte de los gremios, ni de parte del gobierno se tiró ningún porcentaje definido”.

“No hablamos de porcentajes concretos. Sí hablamos de recuperación del poder adquisitivo que se perdió el año pasado y de la preocupación que tenemos respecto de la inflación para este año porque el Gobierno habla de un porcentaje que nosotros no creemos para nada que se pueda llegar a cumplir”.
Mirar otras provincias

En el acto de Rosario, el gobernador, ante la pregunta por las paritarias docentes, indicó: “Se va a avanzar con propuestas para actualizar salarios en 2017. No quiero aventurar ningún dato, simplemente ratificar que no tenemos ni piso ni techo, queremos analizar variantes y que la discusión sea abierta”.
En tanto anticipó: “Santa Fe no es una isla, tenemos que mirar lo que ocurre en distintas provincias, por ejemplo en Córdoba con quien tenemos mayores similitudes, sueldos docentes parecidos y un volumen de establecimientos similares”.

Al ser consultada al respecto, Bugnar sostuvo: “El tiempo urge, ya estamos a 17 de febrero, tenemos el fin de semana y ya vamos a estar en el 20 de febrero en un mes que tiene 28 días y las clases empiezan el 6 de marzo. Por eso hoy mismo (por este viernes) esperamos la convocatoria del Ministerio de Trabajo”, algo que hasta el cierre de esta edición no había ocurrido.

“Queremos que la convocatoria sea lo antes posible –insistió Bugnar– porque todavía no hay porcentajes sobre la mesa. Por eso la convocatoria debería ser lo más urgente posible. No sé cómo negociarán las otras provincias. Sabemos que el contexto es difícil, que tendría que resolverse si hay o no convocatoria a nivel nacional. Pero también sabemos que las clases empiezan el 6 de marzo”.
Fuente:unosantafe.com.ar

You May Also Like