El gobierno boliviano confirmó el asesinato del viceministro Rodolfo Illanes

Según informaron diversas fuentes, el viceministro de Régimen Interior de Bolivia, Rodolfo Illanes, fue secuestrado por mineros que bloquean una ruta troncal del altiplano por demandas laborales, mientras el gobierno y los dirigentes pactaron el inicio de un diálogo a partir del viernes.

El gobierno de Bolivia, a través del ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, afirmó que “todos los indicios indican que nuestro viceministro Rodolfo Illanes ha sido cobarde y brutalmente asesinado” durante la tercera jornada de la protesta minera que paraliza el occidente de Bolivia.

“Estamos desarrollando las diligencias necesarias para que nos entreguen el cuerpo inerte del doctor Illanes. Tenemos un profundo dolor y nos solidarizamos con el dolor de la familia”, agregó en una declaración a los medios en el Palacio de Gobierno.

Además, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, declaró que el Gobierno no dejará en la impunidad el crimen y que los agentes de inteligencia ya arrestaron entre 100 y 120 personas en el marco de las investigaciones por el caso de Illanes.

Por su parte, Carlos Romero había anunciado en la mañana que el viceministro “ha sido secuestrado por los cooperativistas mineros”. El funcionario retenido se encontraba en el lugar del bloqueo buscando un acercamiento con los mineros que se mantenían atrincherados en las serranías.

Posteriormente Illanes dijo por teléfono a medios locales que “estoy muy bien de salud, que se tranquilice mi familia. Estoy sentado en un lugar, custodiado por los compañeros para que la gente no me haga daño”.

“Vimos el cuerpo del viceministro Illanes sin vida”, dijo el periodista Moisés Flores, director de la radio Fedecomín, de propiedad de los mineros cooperativizados, a la red de emisoras Erbol.

Al respecto, cuando aún no se había confirmado el asesinato, el fiscal general Ramiro Guerrero dijo en conferencia de prensa: “Hemos instruido la apertura de un proceso penal contra el autor o autores de un secuestro a una autoridad de Estado, de una probable comisión de un hecho delictivo que caería en el homicidio o inclusive el asesinato de una persona, que no hemos confirmado hasta este momento”.

Los mineros del sector cooperativo se encuentran en conflicto, según el ministro Romero, en demanda por lograr autorización para alquilar sus concesiones mineras a empresas privadas o extranjeras, una acción prohibida por la Constitución.

Enfrentamientos mortales

En la peor jornada de violencia, ocurrida el miércoles, murieron dos mineros en rutas de Cochabamba, según la Federación Nacional de Cooperativas Mineros, pero el gobierno reconoció únicamente la existencia de un fallecido.

Los mineros cedieron aparentemente en su exigencia inicial de tratar sus demandas directamente con el presidente Evo Morales, su aliado político. Este colectivo ocupa cargos en el Ejecutivo, en una Superintendencia del ramo y en el Congreso, donde cuenta con senadores y diputados.

Luego de tres días de enfrentamientos esporádicos por el control de las vías con los policías, al finalizar la tarde de este jueves los mineros pactaron con el gobierno el inicio de una negociación a condición de la liberación de las rutas.

El inicio de las negociaciones tendrá lugar la mañana del viernes en la sede de la Vicepresidencia de Bolivia, dijo a la prensa el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

“El diálogo se va a iniciar una vez que las carreteras estén despejadas (…), ésta es una señal que creo ha sido adecuadamente comprendida por los dirigentes”, señaló el ministro.

Poco después, el defensor del Pueblo, David Tezanos Pintos, corroboró desde un punto de bloqueo que “hubo un repliegue pacífico y voluntario” de algunos piqueteros, ubicados en el puente Vilaque, en el altiplano de La Paz.

“La ruta en el eje troncal Santa Cruz-Cochabamba está expedita, Cochabamba-Oruro se ha procedido a despejar. La carretera La Paz-Oruro estaba libre, pero fue nuevamente bloqueada”, reportó de su lado el comandante de la Policía, general René Salazar.

En los choques registrados en los últimos tres días, unos 20 policías resultaron heridos, y dos permanecen retenidos por los mineros en Cochabamba (centro), según datos oficiales.
Fuente: treslineas.com.ar

You May Also Like