El país volverá a gritar “Ni Una Menos”

Por tercer año consecutivo, se espera que miles de personas formen parte hoy de la convocatoria, que reclama la participación del Estado en la protección de las víctimas de violencia de género

Convocada por el colectivo “Ni Una Menos” y el movimiento de mujeres, hoy se realizará en La Plata y el resto de las ciudades de todo el país la marcha contra la violencia machista, que este año lleva por consigna “Vivas y libres nos queremos” y se espera que participen miles de personas.

En La Plata, la movilización partirá a las 17 desde Plaza Moreno, mientras que en Capital Federal, el punto de encuentro será en el Congreso, a las 16, pero, a la vez, una parte del colectivo convoca a reunirse en Tribunales a las 15 para marchar luego hacia el Congreso. También habrá marchas en las provincias de Santa Fe, Jujuy, Córdoba, Chaco, Santa Cruz y San Luis, entre otras.

Durante 2016 fueron asesinadas 254 mujeres y travestis, un 8% más con respecto al año anterior, según el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina que lleva adelante la Corte Suprema de Justicia.

Sin embargo, los datos de La Casa del Encuentro, la primera ONG que lleva un registro de los femicidios, indican que una mujer muere en el país cada 30 horas, mientras que para las organizadoras de #NiUnaMenos los asesinatos se producen cada 24 horas.

La falta de estadísticas claras sobre el tema sigue siendo uno de los principales reclamos de las organizadoras, quienes en 2015 presentaron un petitorio con cinco puntos que, según denunciaron, al día de hoy no se cumplieron o solo lo hicieron parcialmente (ver aparte). Además del registro oficial de víctimas, demandan la asignación de recursos para el plan nacional de erradicación de la violencia de género, acceso a la Justicia, implementación de la Ley de Educación Sexual Integral y protección a las víctimas.

Este año, en la convocatoria que el colectivo publicó en Facebook, reclaman además por la judicialización de las mujeres que participaron de la movilización del 8 de marzo, porque “nuestras jornadas laborales son, en promedio, tres horas más largas que las de los varones, las tareas de cuidado y reproductivas caen sobre nuestras espaldas y no tienen valor en el mercado de trabajo”, entre otros.

El colectivo “Ni Una Menos” emergió luego de que el 12 de mayo de 2015 fuera encontrado el cuerpo sin vida de Chiara Páez, una adolescente de 14 años embarazada, en Rufino, Santa Fe. Había sido asesinada por su novio. Comunicadoras y artistas, cansadas de contar femicidios, lanzaron la propuesta de movilizarse bajo la consigna #NiUnaMenos.

Actividades en Psicología

Como antesala a la marcha, la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de La Plata realizó en la jornada de ayer una actividad para que la comunidad académica tome conciencia sobre la problemática de la violencia de género.

Organizada por el área de Derechos Humanos y Mesa de Género de la unidad académica, la actividad consistió en la confección de afiches y carteles con lemas alusivos a la temática. De esta manera, estudiantes, docentes y autoridades reflexionaron desde la expresión gráfica sobre la perspectiva de género y la problemática actual.

“La realidad exige acciones urgentes contra los femicidios”

“En estos dos años se avanzó muy poco en el cumplimiento de los cinco puntos del petitorio presentado en 2015. Casi recortaron los recursos para el plan nacional para erradicar la violencia de género, si no hubiera sido por la mediación de los reclamos del movimiento feminista. Hay una ley que garantiza la defensa de las mujeres víctimas de violencia, pero están viendo cómo implementarla, los refugios se encuentran en construcción y la Ley de Educación Sexual Integral está vigente desde 2006, pero queda a criterio de cada docente aplicarla.

El problema es que la realidad exige acciones urgentes. Desde que se visibilizó la lucha, vemos que la cantidad de femicidios creció. Eso nos plantea el interrogante de si realmente aumentó o ahora se está tomando una dimensión clara de lo que siempre pasó. No hay que descartar que exista una reacción del macho que se siente amenazado y quiere recuperar por la fuerza lo que consideraba un derecho.

A su vez, los hombres son una parte fundamental de esta lucha, que no es contra ellos, sino por la igualdad. Verlos marchar por Ni Una Menos nos muestra que empezamos a ganar una batalla”.
Fuente: diariohoy.net

You May Also Like