El Parlamento Europeo contra el comercio ilegal de “diamantes de sangre” de República Centroafricana

La entidad exhortó a las compañías madereras y de diamantes a hacer todo lo posible por detener el comercio ilegal que alimenta el conflicto en República Centroafricana.Diamantes

En una resolución no vinculante aprobada hoy, el Parlamento Europeo (PE) expresó su gran preocupación por la situación en República Centroafricana “que podría llevar al país al borde de una guerra civil si la más reciente violencia no es contenida”, indicaron los parlamentarios.

Los miembros del Parlamento destacaron el papel de las industrias de la madera y los diamantes en República Centroafricana y pidieron a las empresas internacionales del área de los diamantes analizar de cerca el origen de sus piedras preciosas con el fin “de evitar alimentar el conflicto a través de la compra de diamantes extraídos o vendidos de manera ilegal”.

De acuerdo con un informe de expertos de la ONU, el comercio de diamantes ilegales, que financia en parte a los principales actores del conflicto en República Centroafricana, los llamados “diamantes de sangre”, también está afectando a los países vecinos.

“Desde la prohibición de 2013 a la exportación de diamantes en bruto, 140.000 quilates de diamantes, con valor de 24 millones de dólares, han sido sacados del país”, se indicó en el informe publicado a principios de septiembre y enviado al comité de sanciones para República Centroafricana y a un grupo de expertos del Consejo de Seguridad de la ONU.

La exportación de diamantes desde la República Centroafricana fue prohibida en mayo de 2013 por medio del Proceso Kimberley, el cual representa a 81 países, incluyendo a Estados Unidos, miembros de la UE, Rusia, China y los principales países productores de diamantes.

Los parlamentarios también exhortaron a las firmas europeas que negocian con las compañías madereras en República Centroafricana a cumplir con la Regulación Maderera de la UE que exige a las compañías en la Unión, supervisar sus fuentes con el fin de evitar la importación de madera adquirida de forma ilegal.

Las autoridades en República Centroafricana fueron exhortadas a centrarse en “la lucha contra la impunidad” en una situación que se deteriora con rapidez. La resolución deplora el hecho de que aunque la ONU declaró un embargo de armas en el país, las milicias rivales están fortaleciendo sus recursos.

Cerca de medio millón de desplazados internos necesitan actualmente, y con urgencia, alimentos, atención médica, agua y saneamiento, indicaron los parlamentarios. Sin embargo, en los más recientes brotes de violencia, las organizaciones humanitarias han estado entre las víctimas.

You May Also Like