El Partido Socialista Brasileño se retira de la coalición de Temer

El Partido Socialista Brasileño se retiró ayer de la coalición del presidente Michel Temer y pidió que renuncie.

El partido hizo el anuncio poco antes de que Temer le hablara a la nación por segunda vez en una semana para decir que no dejará el cargo.

El mandatario presentó también una petición ante la Corte Suprema para que suspenda su pesquisa por acusaciones de que él respaldó el pago de sobornos para comprar el silencio de un exlegislador encarcelado por corrupción.

La pérdida de los siete senadores y 35 diputados socialistas que estaban en la coalición significa que los ambiciosos planes de Temer de reformar el sistema de pensiones y las leyes laborales del país tienen aún menos probabilidades de aprobación.

El gobierno de Temer _que llegó al poder hace un año tras una batalla difícil por un juicio político que destituyó a la presidenta Dilma Rousseff_ ha resistido ya varios escándalos, pero con la moneda y las acciones de Brasil sujetas a los vaivenes de la ansiedad sobre la nueva crisis política, pocos creen que pueda permanecer en el cargo después de los señalamientos más recientes en su contra.
Nuevo gobierno

Muchos brasileños se están anticipando ya a la posibilidad de buscar un nuevo gobierno después de las denuncias de corrupción que han golpeado a Temer y que han producido un aluvión de llamados para que renuncie, a pesar de su intención desafiante de permanecer en el cargo.

Las acusaciones hechas por el fiscal general Rodrigo Janot representaron una escalada importante en las amenazas contra la presidencia de Temer, así como un acontecimiento extraordinario en una pesquisa anticorrupción de tres años que ha trastornado la política y prácticamente todos los demás ámbitos de la nación más grande de América Latina.

Y eso no es todo: según un acuerdo con la fiscalía _difundido como parte de varios documentos que el Supremo Tribunal Federal dio a conocer_ el hombre que hizo la grabación de Temer agregó que pagó $1.5 millones en sobornos a Temer.

En un golpe político más contra Temer, a los llamados que piden su renuncia se unió O Globo, el periódico más grande del principal conglomerado de medios en Brasil y que hasta ahora había apoyado las reformas propuestas por Temer para estimular la economía.

En general, el grupo ejerce gran influencia entre los brasileños debido a sus telenovelas populares y su predominio entre los medios locales de comunicación masiva.

“El presidente ha perdido las condiciones morales, éticas, políticas y administrativas para seguir gobernando Brasil”, dijo O Globo en un editorial.

La presentación formal de la evidencia contra Temer por parte del fiscal general agravó la ira pública provocada por el informe de O Globo del miércoles sobre la grabación secreta.

Elecciones ya

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva pidió la salida del actual mandatario del país, Michel Temer, tras su implicación en un escándalo de corrupción y solicitó la celebración de elecciones directas en el país.

“Lo que queremos es la elección directa. Queremos que Temer se vaya ya. Podemos hasta perder, pero que sea en un proceso democrático”, afirmó Lula en un encuentro del Partido de los Trabajadores (PT) en la localidad de Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo.

Lula se pronunció por primera vez después de las acusaciones realizadas por un empresario contra Michel Temer y que también le salpican directamente, junto a la expresidenta Dilma Rousseff, destituida el pasado 31 de agosto.
Fuente: panamaamerica.com.pa

You May Also Like