En Rosario el 20 por ciento de las llamadas por celulares no se concretan por falta de antenas

La comunicación se corta, la señal es mala, recibo continuamente mensajes de llamadas perdidas; así podría empezar el decálogo de las quejas de los usuarios de telefonía celular que, desde hace tiempo, encabezan los reclamos en las organizaciones de defensa del consumidor. Llamadas

Y si bien la puesta en marcha de la tecnología 4G prometía también mejorar las comunicaciones de voz, los cambios todavía están por verse.

La última auditoría de la delegación local de la Aftic (la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) parece darles la razón: el 20 por ciento de las llamadas por teléfono celular que se realizan a la ciudad no llegan a destino.

El número surge de una inspección realizada durante este año en distintos horarios y zonas de la ciudad con el objetivo de fiscalizar el servicio de las principales prestadoras de telefonía celular: Claro, Movistar y Personal.

La auditoría se centra sobre las comunicaciones de voz (tecnología 2G) y transmisión de datos (3G). Para las llamadas se cotejan dos variables: la accesibilidad, es decir los casos en los que se logra establecer la llamada y la retenibilidad, los casos de prueba en los que se logra mantener la llamada por el tiempo en que lo requiera el usuario y finalizarla sin ningún inconveniente.

Con equipos del organismo estatal, los técnicos de la Aftic determinaron que de cada 10 intentos para efectuar una conexión móvil de voz, dos fallaron. Una cifra alta si se considera las miles y miles de comunicaciones que se inician a diario en la ciudad.

No todas las empresas tuvieron la misma performance. De acuerdo a la conclusiones del trabajo a las que accedió La Capital, según las prestadoras, los porcentajes de llamadas exitosas variaron entre el 97,83 % y el 64,52 %.

Sin embargo, la calidad del servicio no es sólo un problema local. De acuerdo a los informes de mediciones realizadas por la Aftic publicados en la página web del organismo oficial (www.quenosecorte.gob.ar), en la capital provincial el porcentaje de llamadas exitosas fue sólo del 61,50 %, en promedio de las tres empresas fiscalizadas. En el centro de la ciudad de Buenos Aires (barrios de Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Monserrat y Constitución) llegaron a destino el 82,54 % de las comunicaciones de voz, en Córdoba el 88 % y en San Miguel de Tucumán el 88,75.

Un diagnóstico. El personal de la delegación local de la Aftic coincide en el diagnóstico: hay muchos celulares activos para la infraestructura que les hace de soporte. “El colapso se produce porque las empresas de telefonía vendieron más teléfonos de los que están preparadas para soportar, pero además los nuevos aparatos permiten cada vez más cosas, ya no se trata sólo de hablar, sino de escuchar música, enviar fotos, grabar videos, bajar material de internet”, explicó una fuente del organismo.

Para superar ese cuello de botella, “es necesario que las empresas inviertan en infraestructura”, concluyó y puso como ejemplo la incorporación de la tecnología 4 G. “Con algunas antenas más se está soportando en una banda distinta. Es decir que se abre la cantidad de banda, pero no hay infraestructura para soportar la banda que tenés”.

La otra punta del problema, consideró, “es que en la ciudad no hay muchos lugares donde se pueden instalar antenas de telefonía. Es casi como un contrasentido: todos queremos hablar bien, pero no queremos tener una antena cerca”.

El salto. A partir de diciembre del año pasado, luego de que el gobierno asignara las frecuencias licitadas, las compañías de celulares empezaron a ofrecer el servicio 4G en la ciudad. Personal fue la primera compañía en activar su red para el macrocentro y la zona norte de la ciudad. Meses después se sumaron Movistar y Claro.

La puesta en marcha de esta tecnología prometía mejorar la experiencia de navegar por internet desde el celular y facilitar el acceso a contenidos como videos, música, juegos en línea, videoconferencias y streaming, ya que está especialmente dedicada al tráfico de datos. También, progresivamente y de forma paulatina al despliegue de la red 4 G, se descongestionarían las redes 2G y 3G por donde trascurren las llamadas de voz y mensajes de SMS.

A pesar de esto, en las entidades de defensa del consumidor se reciben cientos de quejas por las deficiencias del servicio. Y así, hablar por celular en Rosario es cada vez más complicado.
Fuente:lacapital.com.ar

You May Also Like