En una encuesta oficial, el 10,1 por ciento de los consultados admitió tener armas

Una encuesta de victimización realizada por los equipos territoriales del municipio permitió determinar que el 10,1 por ciento de los rosarinos consultados posee un arma en la casa. Y de ese guarismo, cerca del 70 por ciento admitió que es “por seguridad”.

El trabajo fue realizado entre mayo y julio del año pasado, cuando se encuestó a 1.300 vecinos de todos los distritos. Los resultados terminaron de procesarse hace pocos días.

Los números son clave para abordar políticas tanto de seguridad como sociales y son procesados por el Observatorio de Convivencia y Seguridad del municipio, un organismo en el que confluye información de distintos estamentos, como los efectores de salud locales y provinciales, el Ministerio de Seguridad, el Instituto Médico Legal y el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Según explicaron las fuentes consultadas, la presencia de armas de fuego en manos civiles es uno de los datos que más inquietan. Máxime si se tiene en cuenta que, según las mismas fuentes, el organismo que regula la tenencia de armamentos a nivel nacional, la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ex Renar), no suministra datos oficiales a la Municipalidad de Rosario. No obstante, la encuesta realizada por el municipio permite tener una aproximación de la cantidad de rosarinos que tienen armamentos en sus domicilios. De ese 10,1% de los encuestados que dijo tener un arma, el 66,9% aseguró que la posee por seguridad.

Otro dato interesante es que sólo el 12 por ciento de quienes poseen armas son integrantes de fuerzas de seguridad y es muy bajo el porcentaje de quienes tienen armamento porque practican el tiro deportivo (ver infografía).

En 2010, un hecho estadístico encendió las alertas locales y obligó a cambiar paradigmas en el abordaje de las políticas sociales y de seguridad. Ese año, los heridos por armas de fuego superaron a las víctimas en accidentes de tránsito. Y el incremento en el número de homicidios tuvo una correlación directa con la presencia de armas en manos civiles.

Los datos oficiales siguen evidenciando que la población más afectada por la violencia en la ciudad está conformada por jóvenes de entre 19 y 24 años. “En el entramado violento hay una vinculación con los circuitos delictivos, pero no necesariamente con el narcotráfico”, destacó uno de los especialistas que trabaja en el análisis de la información que aglutina el Observatorio de Convivencia y Seguridad Ciudadana.
Fuente: lacapital.com.ar

You May Also Like