Está grave la policía herida en la comisaría de San Justo

Rocío Villarreal, una mujer policía, está internada con heridas de gravedad tras ser baleada por un grupo de delincuentes que, disfrazados de miembros de la fuerza, intentó copar la comisaría primera de la localidad bonaerense de San Justo. Estiman que el objetivo era liberar a cómplices que se encontraban detenidos en ese lugar, aunque no lograron perpetrarlo.

Ladrones vestidos de policías entraron a la comisaría de San Justo e hirieron a una oficial.

El violento incidente se produjo el domingo a la noche en la comisaría distrital primera La Matanza Noroeste, situada en Villegas, entre Almafuerte e Ignacio Arieta, en pleno centro de esa localidad del oeste del conurbano.

Por el hecho, dos personas quedaron detenidas: un hombre, que manejaba el auto, y una mujer, pareja del presunto narco, Leonardo Aranda, uno de los presos que habrían intentado liberar, quien se encontraba detenido por ejecutar de cinco balazos a una persona que habría intentado robarle un cargamento de cocína.

A la comisaría llegaron al menos cuatro sujetos provistos de pistolas, y vestidos de policías con boinas y camperas con inscripciones de la fuerza.

Los falsos policías intentaron reducir a los cinco efectivos que se encontraban de guardia en la seccional, pero éstos se resistieron.

“¡Quédense quietos!”, les gritaron los intrusos a los cuatro policías.

En ese momento, se originó un enfrentamiento a tiros en el ingreso a la oficina del oficial de servicio, en el que una sargento primera, Rocío Villarreal, fue gravemente herida al recibir recibió un disparo en el abdomen, donde el proyectil quedó alojado.

La sargento fue llevada de urgencia al Hospital Paroissien, de Isidro Casanova, donde ingresó consciente y fue operada en dos ocasiones. Luego fue trasladada al Centro Médico Integral Fitz Roy de Villa Crespo. Rocío Villarreal permanece “estable” aunque en estado “delicado”, señalaron las fuentes policiales consultadas.

Por la tarde, luego del copamiento frustrado en la seccional, trasladaron a 19 delincuentes que estaban detenidas en esa dependencia a las cárceles de General Alvear y Sierra Chica.

La sargento baleada en el intento de copamiento tiene 25 años, es madre de una niña de tres años y había comenzado a prestar servicios en distintas seccionales de La Matanza en 2014, tras haber ingresado en 2013 a la Escuela de Cadetes de la Policía Juan Vucetich.
Fuente: agenciafe.com

You May Also Like