Fein quiere subir el boleto, pero el Concejo objeta el ajuste automático

Mónica Fein ya analiza una suba del boleto de transporte para marzo. La intendenta pretende utilizar el ajuste automático que le concedió Concejo en base a lo que arroje el estudio de costos del Ente de la Movilidad. Boleto

Sin embargo, esa norma fijó un techo que hoy se dificulta aplicar, basado en el acumulado semestral del alza de salarios que mide el Indec.

Como el organismo nacional no publica esos datos desde octubre, la oposición advirtió que el Ejecutivo no podrá incrementar la tarifa sin techo y deberá devolver a los ediles ese debate, hasta que se normalice la difusión de estadísticas laborales.

Actualmente, el boleto cuesta $6.30. El último estudio de costos que aprobó el directorio del Ente a fines de noviembre de año pasado arrojó una tarifa real de $7.13.

A ese valor hay que sumarle el alza de insumos registrado en diciembre y enero, tras la devaluación. Por eso, en el Palacio de los Leones creen que el boleto se acercaría a los 8 pesos.

Mientras los equipos técnicos del Ente terminan de estimar cuánto es el costo real de un pasaje en colectivo hoy en Rosario, la intendenta empezó a analizar con su gabinete las dificultades para aplicar el ajuste automático que aprobó el Concejo.

La ordenanza 9.413, sancionada el 13 de agosto de 2015 habilitó al Ejecutivo a actualizar “de manera automática” la tarifa del transporte “en los meses de marzo y septiembre de cada año, respetando lo estipulado en el estudio de costos elaborado por el Ente”.

Pero los ediles le fijaron un tope a ese ajuste. “La adecuación tarifaria en ningún caso podrá superar la variación que, para el semestre anterior (…)establezca el índice de Salarios elaborado mensualmente por el Indec”, señala el texto.

Luego los concejales le agregaron una cláusula transitoria que estableció: “El mecanismo previsto se aplicará a partir de marzo del año 2016 y se considerarán los valores acumulados de diciembre, enero y febrero”.

Sin embargo, la flamante dirección del Indec a cargo del economista Jorge Todesca declaró la emergencia estadística del organismo. Y no sólo dejó de publicar datos de la inflación, sino también el índice salarial.

Esa decisión administrativa complicó los planes de Fein. Tanto, que según el autor de la ordenanza del ajuste automático, el edil Osvaldo Miatello, “en estas circunstancias, la intendenta no podrá actualizar la tarifa y deberá dejar en manos del Concejo esa decisión”.

Para el concejal de Compromiso con Rosario “la única interpretación legal posible es que al no poder aplicarse el tope que se fijó en base a los incrementos salariales que recibieron los trabajadores, el debate vuelve al Concejo como era antes”.

En la municipalidad, el tema ya fue analizado por Fein, su secretario de Gobierno, Gustavo Leone y la de Transporte y Movilidad, Mónica Alvarado. Allí se reconoció que hay un “vacío estadístico” que pone en peligro la automaticidad.

El asunto podría destrabarse si el Indec difundiera en las próximas semanas el índice con el acumulado de incremento salarial entre diciembre y febrero. Aún así, todo parece indicar que la última palabra quedará en el Palacio Vasallo.

Ocurre que la norma que fijó el ajuste automático estableció que, si al subir la tarifa con el tope salarial se constata “una diferencia superior al 15 por ciento entre la tarifa vigente y el estudio de costos”, el cuerpo debe tratar ese informe en no más de 30 días.

Como en los últimos tres meses hubo pocos incrementos de sueldos y la mayoría de los gremios está en plena discusión con la patronal, el alza acumulado del índice salarial probablemente esté por debajo del desfasaje de costos que registrará el Ente.

En ese marco, cuando arranquen las sesiones ordinarias del Concejo en el mes de marzo, el boleto estará en el centro de la agenda, pese a que el gobierno municipal pensaba que era una discusión política superada que se definía mediante un decreto de la intendenta. Fuente: lacapital.com.ar

You May Also Like