Google lanza al mercado sus productos inteligentes

Google celebró ayer en Nueva York su ya tradicional día de lanzamiento de nuevos productos de hardware, entre los que destacan el último modelo de la serie de teléfonos inteligentes, el Pixel 3, y la tableta híbrida Slate.

El nuevo Pixel 3 –y su hermano mayor, el Pixel 3 XL– tienen como principal característica la apuesta por la integración total de la inteligencia artificial en la cámara.

El nuevo aparato de la multinacional estadounidense presenta una cámara de muy alta calidad que cuando se topa con las limitaciones propias de la fotografía tradicional se sirve de la inteligencia artificial para ir un paso más allá.

Es el caso, por ejemplo del “Modo Noche”, nuevo en los Pixel y que permite, mediante fotografía computacional y sin usar el flash, sacar fotografías de calidad y con mucha precisión en los detalles en entornos de poca luz.

Algo similar ocurre con el zoom, un modo en el que habitualmente se pierde mucha calidad, pero en el que el Pixel 3 usa la información de la que dispone –sacada de la propia o de otras fotografías– para recrear los detalles con precisión.

Otra de las novedades en la cámara es el Modo Photobooth para selfis, en el cual la cámara reconoce expresiones faciales y, una vez pulsado el botón, toma la fotografía justo en el momento en el cual la persona o personas están sonriendo.

Siguiendo con su apuesta por la inteligencia artificial, el Pixel 3 integra Google Lens, que ya estaba disponible como opción en el anterior modelo, directamente en la cámara.

Esto supone que cuando el usuario dirige la cámara a un objeto el teléfono inmediatamente lo reconoce, lo busca en internet y ofrece información relacionada como tiendas en las que puede comprarse, precios, modelos similares, etc.

Según Google, esta es una funcionalidad que da resultados muy precisos en el caso de la ropa –marcas, modelos, etc.–y se puede usar también para plantas u hojas que se quieran identificar.

Más allá de la cámara, el Pixel 3 tiene la opción de reconocer y rechazar automáticamente llamadas sospechosas como por ejemplo estafas telefónicas, y tiene disponible también un cargador sin cables que hay que comprar parte si se desea.

Esta nueva terminal del gigante tecnológico integra una cámara trasera de 12,2 megapíxeles con apertura focal de 1.8 y una frontal de 8.2 megapíxeles con foco de 2.2.

La otra gran novedad en el evento de Google fue la Pixel Slate, una tableta convertible en ordenador portátil que fue diseñada para que el usuario pueda sacarle el máximo rendimiento tanto en el trabajo como en su tiempo de ocio.

Según explicaron fuentes de Google, el nuevo dispositivo está pensado para gente con un estilo de vida “versátil”, a quienes la tableta les permitirá, por ejemplo, trabajar y jugar a la vez o cambiar de una actividad a la otra sin apenas esfuerzo.

En cuanto a las prestaciones para el trabajo, la tableta convertible ofrece una pantalla partida que permite usar dos aplicaciones simultáneamente.

Esto hace que se pueda estar leyendo un artículo en una parte de la pantalla y tomando anotaciones en la otra, que puede ajustarse para que sea algo más grande.

En cuanto a las opciones para el ocio, Pixel Slate dispone de una pantalla brillante de resolución 4K, considerada de las más altas del mercado.

La tableta tiene un procesador Intel Core i7 con configuraciones que incluyen 16 GB de RAM.

Además del teléfono y la tableta, la compañía con sede en Mountain View (California, EE.UU.) lanzó al mercado su primer centro de control integral para su serie de aplicaciones inteligentes del hogar, al que bautizó como “Google Hub” y desde el cual se puede desde apagar las luces hasta subir la calefacción.
Fuente: correodelsur.com

You May Also Like

Deja un comentario