“Halcones” de Trump encienden las alarmas

Los nombramientos del presidente electo de EE.UU., Donald Trump, para Justicia, Inteligencia y Seguridad Nacional confirman que gobernará con la línea dura de su campaña y alarman a los defensores de los derechos civiles, que ven el racismo y la islamofobia a punto de instalarse en la Casa Blanca.

Las organizaciones y los políticos demócratas que se escandalizaron hace una semana por el nombramiento del controvertido ultraderechista Steve Bannon como estratega jefe, ven confirmados sus peores temores con la elección de tres “halcones” para puestos claves de seguridad.

Trump lanzó un inequívoco mensaje de que su Casa Blanca se parecerá mucho a su incendiaria campaña al anunciar que su fiscal general será el senador Jeff Sessions, su asesor principal de Seguridad Nacional, el general retirado Michael Flynn y el jefe de la agencia de inteligencia (CIA), el congresista Mike Pompeo.

Sobre Sessions llueven críticas por “racista” y “antiinmigrante”, a Flynn se le acusa de “islamófobo” como, en menor medida, a Pompeo, de quien también se señala su defensa de una inteligencia de mano dura.

El temor que despierta el incipiente Gobierno Trump “es de una magnitud totalmente diferente” a las preocupaciones que suscitaron entre los grupos de derechos civiles anteriores candidatos republicanos como Mitt Romney (2012) y John McCain (2008), considera la organización People’s Action, que trabaja por la justicia social.

A Jeff Sessions le persiguen acusaciones de racismo desde 1986, cuando un Senado republicano le impidió ser juez federal, se ha labrado fama de ferviente antiinmigrante como senador y durante la campaña apoyó la idea de prohibir la entrada de los musulmanes en EE.UU.

La nominación de Flynn para el delicado puesto de asesor de Seguridad Nacional también ha levantado una polvoreda de críticas, sobre todo por sus pronunciamientos sobre el islam, religión a la que denomina una “ideología política” y que llegó a comparar con un “cáncer maligno”.

El nombramiento de Pompeo ha sido menos incendiario, pero preocupa.
Fuente: panamaamerica.com.pa

You May Also Like