Imputarán por abuso al psicólogo que trabajaba en el municipio

El psicólogo que trabajaba en el área de Atención en Violencia de Género de la Municipalidad y fue denunciado por una mujer tras un ataque sexual en su consultorio quedará imputado de abuso simple, en libertad, el viernes próximo. A nivel administrativo, la secretaria de Desarrollo Social, Laura Capilla, confirmó ayer que se abrió un sumario para investigar el hecho y se apartó al profesional de la repartición. Mientras tanto, en compañía de su abogado la víctima del abuso, Claudia (37), una chica con tres hijos que se ganaba la vida vendiendo viandas en oficinas municipales, amplió su denuncia en la sede de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual y fue recibida por la fiscal a cargo, Nora Marull.

El hecho ocurrió la semana pasada, después de que la mujer denunciara al padre de uno de sus hijos, de 14 años, por amenazas e insultos en el marco de una mala relación que el hombre mantiene con el chico y que derivó en una restricción de acercamiento ordenada por el Tribunal de Familia Nº 3.

Como el juzgado también le sugirió que buscara contención en el organismo municipal que acompaña a las víctimas de violencia de género, Claudia —que conocía a los empleados del área por la relación comercial diaria que mantenía con ellos— recurrió a la oficina donde hasta ayer trabajaba el psicólogo denunciado, Germán C. de 45 años.

Por esa relación previa, la mujer pidió ayuda no a través del Teléfono Verde, sino a través del fijo del área. Preguntó por el psicólogo pensando en que pudiera atender a su hijo (ella ya venía tratándose con un psicoterapeuta en el Heca) y el profesional la citó en su consultorio particular. Hasta allí, nada que le hiciera sospechar lo que luego iba a ocurrir.

Promediando la entrevista, contó, la charla derivó hacia algunos puntos que la pusieron en guardia: el psicólogo comenzó a indagarla sobre cómo ella manejaba su apariencia, la instó a que se soltara el pelo e incluso trató de hacerlo él, y luego, en un momento en que Claudia comenzó a llorar, directamente la abrazó.

Perpleja, mientras se preguntaba si eso podría formar parte de un intento de contención, vio cómo el psicólogo avanzaba sobre ella. Y mientras la acariciaba intentó besarla en la boca. Cuando ella logró rechazarlo, siempre según su relato, el hombre le dijo: “Pero si viniste para esto. Quedate dos minutos más y te parto en cuatro”. La mujer pudo huir después de manotear la llave del consultorio.

Después de esa dura experiencia, la chica se contactó con las titulares de la Dirección de Atención en Violencia de Género y radicó una presentación en el Centro Territorial de Denuncias.

Ayer, acompañada por su abogado, Lionel Dvortetz, amplió su declaración ante la fiscal Marull, . “La entrevista apuntó a que Claudia pudiera dar todos los detalles del hecho y a que la fiscal tuviera una impresión general” de lo ocurrido y de la víctima, explicó el letrado.

Mientras tanto, desde la Fiscalía solicitaron a la Municipalidad un informe con los antecedentes laborales del psicólogo, que además trabaja en la Universidad (ver recuadro), y avanzaron con la imputación, que se concretará el viernes bajo la figura de abuso simple y con el profesional en libertad.

En el ámbito municipal también hubo avances. La secretaria de Desarrollo Social afirmó que se abrieron “en paralelo” una investigación administrativa y un sumario al profesional denunciado.

“Y por supuesto, nos pusimos a disposición de la Justicia”, confió la funcionaria, de cuya secretaría depende la repartición donde hasta ayer se desempeñaba Germán C., quien fue “separado” de su cargo.

Según Capilla, aunque el acusado figura como “psicólogo” en el listado del personal municipal, no trabajaba en la contención de las víctimas de violencia de género ni atendía el Teléfono Verde, ciento por ciento a cargo de mujeres, sino que realizaba tareas administrativas.
Fuente: lacapital.com.ar

You May Also Like