Indignación por comentarios xenófobos contra futbolistas

Los comentarios del movimiento xenófobo alemán Pegida por la aparición de los futbolistas de origen extranjero que juegan en la selección Ilkay Gündogan y Jérôme Boateng en los envases de una conocida marca de chocolates desataron ayer la indignación en el país.

“La selección alemana es uno de los mejores ejemplos de integración. Millones de personas en Alemania están orgullosas de este equipo porque es como es”, respondió el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Reinhard Grindel, a las críticas de Pegida.

“Se trata del rendimiento y no de la procedencia del jugador o de su creencia religiosa. No se deberían hacer comentarios de mal gusto”, agregó sobre un equipo que cuenta con numerosos jugadores con raíces de otros países.

Con motivo de la Eurocopa de Francia, que comienza el 10 de junio, la empresa italiana Ferrero decidió modificar el envase de sus populares chocolates Kinder en una edición especial incluyendo la imagen de los futbolistas de la selección campeona del mundo de cuando eran niños en lugar de la habitual foto de niños desconocidos.

Partidarios del movimiento Pegida en el estado federado de Baden-Württemberg atacaron esta decisión y escribieron comentarios xenófobos en la red social de Facebook contra Ferrero por sustituir a los niños blancos por imágenes de Gündogan, de origen turco, o de Boateng, de origen ghanés.

“¿Realmente salen así a la venta o es una broma?”, escribió Pegida BW – Bodensee en Facebook. Mientras, un simpatizante se lamentó escribiendo “Pobre Alemania” y llamó a un boicot del producto. “¿O se trata de una advertencia ante futuros terroristas?”, comentó otro.

Las redes sociales se inundaron desde ese momento de críticas contra los comentarios de Pegida y se convirtió en “trending topic” en Twitter.

“¿Saben los idiotas de Pegida que realmente el ‘Kinderschokolade’ lo fabrica una empresa italiana?”, se preguntó la usuaria de Twitter Lara Doe. “Comer chocolate en contra de la derecha. Un sueño hecho realidad”, comentó por su parte Peter.

Entre los comentarios se incluyeron imágenes modificadas del paquete de ‘Kinderschokolade’ como, por ejemplo, una en la que se podía leer “Herren Schokolade” junto a la imagen de Hitler y barritas sólo de color blanco u otra en la que escribieron “Pegida Schokolade. Con leche de vacas alemanas y sin aditivos extranjeros. Ocho barritas, tan blancas por dentro como un verdadero alemán”.
Fuente: ellitoral.com

You May Also Like