Israel: EEUU debe mover su embajada a Jerusalén

Al igual que hicieran Bill Clinton y George W. Bush, Donald Trump ha prometido llevar la sede diplomática estadounidense a la capital del Estado judío. Los diplomáticos estadounidenses tratarán de disuadirlo con el argumento de que esa decisión provocará levantamientos y protestas entre los árabes, dice Max Singer, del Begin-Sadat Center for Strategic Studies, que sin embargo cree que sería un gesto positivo.

La insistencia del Departamento de Estado en la ficción diplomática de que ninguna parte de Jerusalén pertenece a Israel contribuye a preservar la esperanza palestina de que algún día Israel se verá forzado a abandonar su capital y será destruido como Estado judío independiente y democrático. Ese anhelo palestino es el principal obstáculo para la paz. Los palestinos podrán hacer la paz sólo cuando su comunidad –y (…) el mundo árabe del que forman parte– comprenda que la presión internacional jamás forzará a Israel a aceptar su propia destrucción. Una de las mejores formas de que EEUU pueda demostrar que nunca consentirá la destrucción palestina de Israel es que Washington deje de ignorar las mentiras flagrantes palestinas que van en contra de la paz.

Hay otra manera de que una estrategia americana veraz pueda alentar la paz. Los líderes palestinos dicen en estos momentos a su pueblo –y la mayoría lo cree– que el compromiso con Israel sería inmoral porque es un invasor colonial que robó tierra palestina por la fuerza. En función de tal argumento, Israel no puede reivindicar moralmente ningún territorio y cualquier concesión sería deshonrosa.

Pero Israel desciende de los reinos judíos que gobernaron partes de ese territorio durante siglos, en tiempos remotos. También tiene una base tradicional para reclamar moralmente el territorio (además de las peticiones legales del mandato de la Liga de las Naciones). Si los palestinos reconocen esta verdad verán que el compromiso entre las partes, cada una de las cuales tiene reclamaciones válidas sobre la tierra, podría ser una manera honorable de acabar la disputa y no una cobarde cesión a la fuerza.
Fuente: elmed.io

You May Also Like