Javier Meyer, el “rebelde” del PRO

Dos ministros del gobierno de Miguel Lifschitz recibirán hoy a los jefes de bloques de la Cámara de Diputados y el Senado para informarles que el intendente de Las Rosas, Javier Meyer, del ala más dura del PRO, incurrió en “rebeldía” al incumplir tres veces la ley de Conciliación Obligatoria en el conflicto con los trabajadores municipales, por lo que “ya existe una causal para disponer la intervención del municipio y remover de su cargo al funcionario”, según adelantó una fuente de la Casa Gris consultada por Rosario/12. La reunión está prevista para las 9 en el despacho del ministro de Gobierno, Pablo Farías, a quien acompañará su colega de Trabajo, Julio Genesini, en un primer paso para acordar con los legisladores un proyecto de ley de intervención del municipio y cesantía de Meyer que debería aprobar la Legislatura. El presidente de la bancada de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Cavallero, consideró que la situación es de “suma gravedad institucional” y se mostró partidario de “analizar la posibilidad de una intervención municipal” por ley.

El domingo, los gremios municipales de toda la provincia nucleados en Festram habían llamado a una marcha frente a la Legislatura para reclamar el despido de Meyer, a quien acusaron de aplicar en el municipio las “políticas de ajuste y represión contra los trabajadores, sostenida por el gobierno de Mauricio Macri” y “apoyadas” por el ex compañero de fórmula de Miguel Torres del Sel y ex candidato a vicegobernador del PRO Jorge Boasso, ante “el silencio cómplice de los intendentes alineados en Cambiemos”. Pero la convocatoria de Farías y Genesini a los jefes de bloques para tratar la crisis en Las Rosas desactivó la protesta, que fue suspendida.

Sin embargo, poco antes de la Asamblea Legislativa que inauguró el gobernador Lifschitz, el líder de Festram, Claudio Leoni y otros dirigentes se reunieron con referentes de los bloques en Diputados. Leoni valoró la “convocatoria del gobierno a los bloques legislativos” prevista para hoy para “analizar la situación institucional de la Municipalidad de Las Rosas”, “someterla a consideración de la Legislatura” y “tomar distancia de la gestión irracional y autoritaria” de Meyer. “Ese era el reclamo de la marcha”, dijo. Y ponderó “la actitud de los legisladores que están preocupados” no sólo por el “conflicto”, sino también por “la violación de la autonomía provincial” y “solicitaron el retiro de las tropas federales” de Las Rosas -solicitadas por Meyer al gobierno de Macri- “destinadas a amedrentar la protesta social en desmedro de su función en la lucha contra el delito organizado y el narcotráfico”, agregó Leoni.

El diputado Cavallero recordó que la escalada “en la ciudad de Las Rosas lleva tres meses” y generó “una situación realmente inusitada” que se reflejó “en dos paros de los trabajadores municipales de Festram en toda la provincia. “El conflicto se desató a los pocos días de asumir el actual intendente del PRO, Javier Meyer, quien como primera medida de gobierno dispuso reducir los salarios y amenazó con despido a los trabajadores municipales”. No conforme con eso, “la sede municipal está actualmente custodiada por efectivos de la Gendarmería”, enviados por Macri.

“El gobierno provincial intentó destrabar el conflicto en tres oportunidades, pero Meyer no acató debidamente la conciliación obligatoria. Así que estamos frente a una situación de suma gravedad institucional, frente a la cual podría considerarse la posibilidad de una intervención del municipio”, planteó Cavallero. “Por lo tanto, ante una situación de mucha tensión, se hace necesario un análisis de todas las fuerzas políticas de los poderes Ejecutivo y Legislativo para brindar una solución” y evitar que no se repita en otros pueblos o ciudades de la provincia”, concluyó el legislador.

La semana pasada, el ministro Farías dijo que “el gobierno provincial había intentado destrabar el conflicto” tres veces. “El ministro de Trabajo dispuso tres conciliaciones obligatorias”, pero “ninguna de ellas fue debidamente acatada por el intendente. Esta situación motivó que el Concejo Municipal de Las Rosas sancionara una norma” para que Meyer “acate la conciliación, sin que hubiera una respuesta favorable”.

“Esta situación institucional puede derivar en sanciones, que según la legislación laboral, van desde las multas hasta una posible intervención al municipio, según lo estipula el artículo 108 de la Constitución de Santa Fe y la ley 2756 Orgánica de Municipalidades”, explicó.
Fuente: minutosantafe.com.ar / Imagen: ciudadanorosense.com.ar

You May Also Like