La Cámpora y la mentira del 54%

Con el corazón herido, el kirchnerismo duro admite la derrota pero le restrega a Mauricio Macri no poder llegar al histórico “54 por ciento” de Cristina Kirchner en 2011, aunque esto no tenga sustento real.La Campora

A través de su secretario general, Andrés “El Cuervo” Larroque, la agrupación ultra kirchnerista La Cámpora, pone en evidencia la contradicción que la desgarra; por un lado le dio la espalda a Scioli y por el otro no quería que Macri alcance el 54 por ciento de los votos; ante un resultado post electoral que en cambio atribuye al presidente electo más votos que los obtenidos por Cristina Kirchner al momento de ser reelegida con ese famoso porcentaje. Así es como ese “54 por ciento” pierde sustento, analizando que Cristina Kirchner obtuvo 11 millones de votos, contra los casi 13 millones (12.903.301 votos) de Macri.

Dejando atrás románticos ideales para pasar a ser rápidamente una agencia inescrupulosa de colocación en el gobierno, La Cámpora devino así en el sustento necesario de Cristina Kirchner para mantenerse en el poder, y disipar a la vez toda posibilidad de tener que enfrentar a la Justicia, a la que intervino con militantes una y otra vez.

Pero los jóvenes terminaron por ser funcionales a Mauricio Macri, con la excepción de “Wado” de Pedro y José Ottavis, quienes a diferencia del resto, se cuidaron de no entorpecer la candidatura de Daniel Scioli. El resultado de la tarea de los otros camporistas se evidenció con el triunfo de líder de Cambiemos.

Por su parte, y acostumbrado a hacer el trabajo sucio, Carlos Zannini tampoco tuvo problema de ser la cara visible de un kirchnerismo en retirada, que antes de dejar como sucesor a Daniel Scioli, prefirieron quemar las naves y pasarle el poder a lo que según ellos representa lo peor de la politica, Mauricio Macri.
Fuente: bairesparatodos.com

You May Also Like