La ciudad cercada entre torres altas y oscuras

Imponentes estructuras de cemento cubren la vista franca de la costa frente a las Islas; dejando varias preguntas sin respuesta que no permitan conocer que va a pasar cuando ya no se pueda edificar más y ni se permita apreciar ni recorrer el camino perimetral que da acceso al balcón que tiene la ciudad sobre la costa del Paraná.

Al parecer la política de urbanización fue planeada para que Rosario quedará entre los fondos de las monstruosos moles de cemento, dando a entender que no se pensó en la alturas de las torres gallinero que a media tarde ya no dejan pasar la luz del sol. ¿…?. Y las preguntas aparecen cuando cae el día y las luces no se ven encendidas en señal que de que en el edificio y el piso tal o cual, hace mucho que no vive nadie.

¿Quienes autorizan y porqué la construcción de proyectos de edificios sobre una mismo zona?, ¿es necesario tantos?, ¿quienes los construyen?, ¿de donde salen tantas inversiones?, ¿a quienes se los van a vender?. ¿hay una demanda real para este tipo viviendas casillero?, ¿el gobierno municipal es consciente de que en poco tiempo más la ciudad estará rodeado por edificios y torres de departamentos fantasmas?.

“Hace un año ese edificio esta terminado y por ahora nunca vi a nadie que entrara o saliera. Antes desde acá podíamos ver el río, ahora vemos el fondo de una pileta. Y cuando terminen las otras torres proyectadas estaremos cercados por el cemento”. señala una mujer que tiene su casa sobre el bulevar cerca de la cancha de Central.
Fuente: rosarionet.com.ar

You May Also Like