La construcción empuja la economía

La actividad industrial registró en febrero un fuerte crecimiento interanual de 8,5 por ciento, que se explica, principalmente, ante el magro resultado de la industria hace una año, cuando cayó 9,6 por ciento, de acuerdo con un reporte elaborado por el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Para lo que resta del año, la UIA espera que la producción industrial muestre en promedio un primer trimestre muy positivo, con un segundo y tercer trimestre de crecimiento a menor ritmo.

El impacto de la sequía sobre la producción de aceites morigerará el crecimiento de cara al segundo semestre, mientras que la recuperación de la economía de Brasil (con un crecimiento previsto de 2,8 por ciento para este año) continuará impactando positivamente en las ventas externas.
No obstante, la entidad empresaria advirtió que “más allá de la relevante recuperación, continúan observándose heterogeneidades en los sectores manufactureros, que vienen avanzando a tres velocidades diferentes”.

Los sectores que traccionaron el crecimiento en febrero, al igual en los meses previos, fueron metales básicos (33,2 por ciento) y minerales no metálicos (13,1 por ciento), ambos impulsados por la construcción, mientras que el sector automotor se expandió 62,6 por ciento de la mano de la recuperación brasileña.

Estos mismos rubros habían presentado bajas pronunciadas en febrero del año pasado, ya que la producción automotriz cayó 24,7 por ciento, minerales no metálicos retrocedió 4,5 por ciento y metales básicos se contrajo 9,6 por ciento, los que en distintos momentos comenzaron a registrar un fuerte crecimiento a partir de marzo de 2017.

En una segunda velocidad de desarrollo, se ubicaron “algunas actividades que experimentan un crecimiento moderado o una recuperación parcial con respecto a su nivel anterior de producción”, identificó la UIA.

Se trata de alimentos y bebidas sin la producción de oleaginosas, con crecimientos de entre 5 y 1,5 por ciento, según el producto, y metalmecánica, que se expandió 3 por ciento, aunque con disparidades al interior, con incrementos en productos de metal, maquinaria agrícola o autopartes y bajas en bienes de capital y equipamiento médico.
Papel y cartón creció 6,4 por ciento, pero debido fundamentalmente a su baja base de comparación, mientras que la producción química y petroquímica aumentó un 5 por ciento.

Por último, los rubros textil e indumentaria, calzado y segmentos del sector gráfico continuaron mostrando una marcada contracción, producto de un mercado interno amesetado y mayor exposición al comercio desleal; tanto de las importaciones a precios de dumping como de los segmentos informales.

En cuanto al empleo registrado del sector manufacturero, se observó una contracción del 1,2 por ciento interanual en el mes de enero, aunque se mantiene estable con relación a la del mes anterior.

En materia de comercio exterior, durante el bimestre enero-febrero las exportaciones de las manufacturas de origen industrial (MOI) presentaron un incremento interanual de 19,3 por ciento en el primer bimestre y sumaron 2.783 millones de dólares, aunque el déficit en este tipo de productos fue de 6.589 millones de dólares.
Fuente: nortecorrientes.com

You May Also Like

Deja un comentario