La derecha de Piñera y el centro izquierda de Guiller pasan a la segunda vuelta de las elecciones en Chile

El líder de la coalición de derecha Chile Vamos, Sebastián Piñera, y el candidato del centro izquierda por Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, han sido los más votados en las elecciones presidenciales chilenas, lo que les da acceso a una segunda vuelta, que se celebrará el próximo 17 de diciembre.

El expresidente Piñera ha obtenido la victoria en la primera vuelta de las elecciones con el 36,64% de los votos, más de 13 puntos de ventaja por delante de Alejandro Guillier, que ha obtenido un 22,70% de las papeletas, según datos oficiales publicados por el Servicio Electoral de Chile. En tercer lugar, y ya fuera de la carrera por La Moneda, figura la candidata de Frente Amplio, Beatriz Sánchez, con un 20,27% de los votos.

Es la primera vez desde la caída de la dictadura de Augusto Pinochet que la tradicional alianza izquierdista acude dividida a unas elecciones presidenciales. Y lo hace porque la Democracia Cristiana (DC) se negó a aceptar otro candidato que no fuera una tercera candidata, Carolina Goic, y la Nueva Mayoría decidió seguir adelante con la nominación de Guillier, con mejor rendimiento electoral.

La ley chilena establece un sistema de votación en dos vueltas, salvo que en una primera ronda alguno de los candidatos obtenga más del 50% de los votos. Las urnas, por tanto, volverán a abrirse el próximo 17 de diciembre, para elegir de forma definitiva al sustituto de Michelle Bachelet en La Moneda.
Los resultados de las legislativas

En las elecciones legislativas, celebradas junto a la primera vuelta de las presidenciales, el sector oficialista de centro izquierda que apoya al Gobierno de Michelle Bachelet ha perdido terreno tras los resultados de Sebastián Piñera y del movimiento izquierdista Frente Amplio, que han avanzado notablemente.

Los comicios legislativos se desarrollaron en aplicación de una nueva ley electoral que pone fin al llamado sistema binominal y establece un criterio de reparto proporcional, basado en la llamada Ley d’Hondt.

Con independencia de la vertiente ideológica de la votación, la proporcionalidad del nuevo modelo propicia la emergencia de formaciones pequeñas, en detrimento de los dos grandes bloques, derecha y centro izquierda, que históricamente han dominado el Congreso chileno.

Esto significa que la correlación de fuerzas en el Parlamento se reestructurará en gran medida, toda vez que ni la derecha, por un lado, ni todo el sector progresista, por otro, logran la mayoría absoluta.

En el Parlamento emanado de la votación de este domingo que con la nueva ley pasa de 120 miembros a 155 y que tomará posesión en marzo del próximo año, Chile Vamos subirá hasta el 46% de los diputados, frente al 35,8% que tiene en la actualidad.

La coalición formada por los partidos Evolución Política (Evópoli), Regionalista Independiente, Renovación Nacional (RN) y Unión Demócrata Independiente (UDI) tendrá en total 71 parlamentarios.

En tanto, la coalición Frente Amplio, que actualmente tiene con tres diputados (el 2,4%), multiplicará por siete su presencia en la Cámara Baja, donde a partir de marzo contará con 21 legisladores, un 14% del total.

Los diputados del movimiento de izquierdas que estarán representados pertenecen a las formaciones Revolución Democrática, Partido Liberal, Partido Humanista, Partido Ecologista Verde, e Igualdad y Poder.

Por su parte, la Nueva Mayoría, compuesta por el Partido Comunista (PC), el Partido por la Democracia (PPD), el Partido Radical Socialdemócrata (PRSD), el Partido Socialista (PS) y la Democracia Cristiana (DC), suma actualmente 61 parlamentarios, un 51%.

Pero con los resultados de este domingo, el año que viene el oficialismo de la Nueva Mayoría retrocederá y perderá cuatro escaños, con lo que su representación quedará fijada en el 37%, un 14% menos.

Además, la Democracia Cristiana, que en la próxima legislatura quedará desgajada de la actual coalición gobernante Nueva Mayoría, se quedará con 14 parlamentarios.

Por su parte, la coalición Amplitud perderá el único diputado que tiene actualmente, mientras que el Partido Progresista logrará un escaño en la Cámara Baja.

En lo que al Senado se refiere, que este domingo renovó 25 de sus 38 escaños, Chile Vamos también fue el gran ganador, ya que si bien en este momento cuenta con 13 parlamentarios, de un total de 38, en marzo sumará 19, un 44,1% del total.

La Nueva Mayoría, que actualmente representa el 49,8% de la Cámara Alta, con 19 parlamentarios, se quedará en marzo con 21, el 48,8%.

La Democracia Cristana, que en estos comicios presentaba listas parlamentarias separadas de la Nueva Mayoría, mantendrá 6 senadores, el mismo número que tiene actualmente.

Por último, el Frente Amplio pasará de no tener ningún representante en la Cámara Alta, a tener uno.
Fuente: eldiario.es

You May Also Like

Deja un comentario