La desocupación según un centro de estudios

El Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso) difundió ayer su último trabajo sobre desocupación en Rosario: la tasa local se estima en 9,77%, mientras la de subocupación es del orden de 10,18%. El desempleo de jóvenes de entre 19‑29 años explica más de la mitad del desempleo observado. En dicho rango etario, el desempleo alcanza el guarismo de 19%. El 61% del desempleo tiene una “edad” de a lo sumo 3 meses. Si extiende a un plazo de análisis anual, el 85% del desempleo fue generado en el último año. Las mujeres muestran menores tasas de actividad, de empleo y desempleo que los varones. Sin embargo, en contraposición a estos últimos, sus condiciones laborales muestran mayores signos de subocupación. El 40% de los rosarinos describe la situación laboral general como negativa mientras el 60% afirma tener a alguien de su círculo cercano con problemas laborales de algún tipo. Pese a ello, un 40% pronostica una mejora a futuro de las condiciones laborales contra el 30% de pesimismo.

El estudio señala que “los cambios de modelo económico y en las políticas de empleo que se produjeron con la nueva gestión de gobierno han puesto el foco de atención en el seguimiento de la evolución del desempleo en nuestro país, luego de más de una década caracterizada por la creación de puestos de trabajo”.

El giro neoliberal en la conducción de la economía argentina se visualiza ya en las primeras medidas de gobierno: liberación del tipo de cambio y devaluación, eliminación y baja de retenciones al sector del agro y la minería, suba de la tasa de interés y consecuente financiarización de la economía, baja en subsidios a servicios públicos o tarifazo. “Este conjunto de medidas tuvo por un lado, su impacto negativo en el empleo dado que se vio afectada la producción industrial, el comercio y el consumo; y por otro, el ingreso de los asalariados a raíz que la fuerte suba de precios en 2016 del orden del 40%, no fue compensada por el aumento de paritarias”, señala el documento.

El trabajo analiza que “Rosario no resulta ajena a las transformaciones en el mercado de trabajo y las decisiones de política económica de la nueva administración de gobierno. Siendo la ciudad más poblada de la provincia de Santa Fe, tiene una base económica fuertemente arraigada a la industria; actividad que genera la mayor cantidad de puestos de trabajo y la más afectada por la apertura de importaciones y el nuevo modelo económico, y el comercio; afectado principalmente por la caída del consumo y por los aumentos tarifarios de los servicios públicos que impactan fuertemente en los costos”.

Si bien existen datos de desempleo a nivel local, que se nutren de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), la publicación de dicha información se realiza “de forma rezagada o tardía, por ejemplo, a octubre de 2017 tenemos datos sólo del segundo trimestre del año, siendo este uno de los argumentos más fuertes para construir una medición propia del desempleo en Rosario que dé cuenta de la situación del empleo en tiempo real”.

En el estudio se presentan los resultados del relevamiento realizado a distintos hogares de la ciudad. Las 460 encuestas trimestrales realizadas recabaron no sólo información sobre cantidad de desempleados sino también cualitativa, que permite conocer las particularidades del mercado laboral rosarino.
Fuente: minutosantafe.com.ar

You May Also Like

Deja un comentario