La GUM interviene en un caso de violencia de género cada 43 horas

En lo que va del 2018, la Guardia Urbana Municipal (GUM) intervino en un caso de violencia de género cada 43 horas, superando las 81 horas promedio computadas en 2017. Esta medición se basa en los números de atenciones realizadas en lo que refiere a esta problemática: mientras que en 2017 se trabajó en 107 casos, en lo que va del año ya son 36.

Desde el área perteneciente a la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana advirtieron el incremento de acciones en la materia y explicaron cómo llevan adelante el protocolo de intervención.

Los agentes de la GUM, tanto varones como mujeres, reciben capacitación y sensibilización en violencia de género desde que se ponen en funciones. En el marco del protocolo de actuación, son convocados desde el Teléfono Verde ante una situación en la que una mujer sufre violencia machista y en la que, en general, están también involucrados hijos e hijas.

“La empatía de la Guardia Urbana Municipal para con quienes atraviesan el avasallamiento de sus derechos en virtud del género es absoluta y desde su creación hasta hoy, los agentes se formaron y mantienen una sensibilización particular para ayudar a las mujeres y sus hijos víctimas de violencia de género”, señaló la directora del área, Fabiana Bergia.

Las acciones desplegadas tienen como eje el acompañamiento y el traslado de la víctima y los niños y niñas hasta centros de protección municipales donde se les pueda garantizar la integridad física. Se trata de brindarles contención y seguridad en un momento sumamente angustiante, asumiendo el respeto total hacia las afectadas sin caer en la denominada revictimización. En este sentido, se opta por acompañar en silencio o bien, si necesitan dialogar, se busca generar una escucha atenta y constructiva.

Cabe señalar que la mayoría de las actuaciones son derivadas desde el Teléfono Verde pero también existen casos detectados en la vía pública. En estas circunstancias, la GUM da cuenta a este servicio. Es prioridad la salud de la mujer en cuestión por lo que se solicita la atención médica correspondiente en cada caso.

Desde la Secretaría de Control asumen un incremento en las intervenciones en lo que respecta a la violencia de género teniendo en cuenta que en 2016 hubo 95 casos, en 2017, 107, y ya, a más de dos meses de iniciado 2018, se acumularon 36. El marco de un recrudecimiento de la violencia en la sociedad tiene, sin dudas, un impacto en lo específico de esta problemática.

“Asumimos nuestro servicio en relación a las mujeres víctimas de violencia de género, con el mayor compromiso y solidaridad que la situación amerita. Trabajamos para que tanto las mujeres como sus hijos sientan el acompañamiento del Estado municipal, tanto en el resguardo de su integridad como así también en el retorno a su cotidianeidad”, expresó la funcionaria.
Fuente: politicaplus.com

You May Also Like