La justicia anula el cierre del campo de refugiados más grande del mundo

“La decisión del gobierno de dirigirse específicamente a los refugiados somalíes constituye un acto de persecución de un grupo, es ilegal, discriminatoria y por lo tanto anticonstitucional”, añade el juez.

Alberga actualmente a unos 260.000 refugiados, principalmente somalíes que huyeron desde 1991 de la guerra civil, de las atrocidades cometidas por los islamistas radicales y de la sequía.

El magistrado estima que con esta orden el gobierno viola su obligación de cumplimiento del derecho internacional. El gobierno, que puede recurrir la sentencia, anunció en 2016 su decisión de cerrar Dadaab, algo que pilló desprevenidos a los refugiados, las agencias humanitarias, la ONU y los países occidentales aliados de Kenia. Dadaab es un gigantesco complejo situado cerca de la frontera con Somalia.

Para justificar su decisión, el gobierno keniano alegó motivos de seguridad nacional. Asegura, sin aportar pruebas, que allí fue donde se planificaron los ataques de los islamistas somalíes de Al Shabab contra el centro comercial Westgate en Nairobi en 2013, y contra la universidad de Garisa (nordeste) en 2015.

Fuente://diarionorte

You May Also Like