La nueva ley de Ministerio Público Fiscal, no incluye a Gils Carbó

El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, anunció que el proyecto de reforma a la ley de Ministerio Público Fiscal contempla fijar un plazo para el cargo de Procurador General pero que no será retroactivo para la actual titular del organismo, Alejandra Gils Carbó.Garavano

“El proyecto no prevé la retroactividad”, dijo Garavano en una conferencia de prensa en la sede del Ministerio en la que anunció el proyecto “Justicia 2020″. Una iniciativa a largo plazo que buscará “una justicia más cercana, moderna, eficaz e independiente”. “La justicia tiene una deuda con la sociedad, es una relación quebrada”, señaló.

Asimismo contempla la creación de 10 juzgados especiales en materia de narcotráfico con competencia en todo el país; la unificación de los fueros de instrucción y correccional; la transformación de Tribunal Orales Criminales en Tribunales Orales Federales para agilizar los juicios de corrupción y narcotráfico; el desdoblamiento de los juzgados federales del interior del país; la creación de medidas de prueba como la instauración de testigos de identidad protegida; y los juicios unipersonales; además de la modificación a la ley del Ministerio Público Fiscal.

Para más adelante, Garavano anunció que presentarán reformas al Código Procesal Penal manteniendo el sistema acusatorio; un nuevo Código Penal en el que “algunas penas para delitos de corrupción deberían agravarse”; y un proyecto para reformar el Consejo de la Magistratura de la Nación.

El programa será coordinado por el ex ministro de Justicia Ricardo Gil Lavedra y hoy fue presentado a actores de la sociedad civil. Lo mismo se hará con miembros del Poder Judicial y los Ministerios Públicos y luego del Congreso de la Nación.

El Ministerio trabaja en una serie de reformas a leyes judiciales, entre ellas la del Ministerio Público Fiscal. Ese proyecto buscará limitar el poder que hoy tiene Gils Carbó: “La suma del poder que tuvo no es compatible con el sistema acusatorio”, sostuvo Garavano.

El cargo de Procurador es vitalicio mientras dure su buena conducta, por eso uno de los ejes de la reforma es fijarle un plazo. Se analiza que sea de cuatro o cinco años. El punto central es si ese plazo se iba a fijar desde que se sancione la ley o si podía ser retroactivo. Hoy Garavano dijo que el proyecto del Ministerio no prevé esa característica. El dato no es menor: en agosto próximo Gils Carbó cumple cuatro años como procuradora.

Así, el presidente Mauricio Macri tendría durante su mandato a Gils Carbó, sobre quien públicamente dijo que se tenía que ir. El Ministro aclaró que el proyecto podría tener una “clausula transitoria de cuando empieza a regir el plazo”

En la reforma constitucional de 1994 se fijó el límite de 75 años para ejercer el cargo de magistrado. Cuando Fayt cumplió esa edad inició una causa judicial para seguir en el cargo porque cuando asumió el cargo no regía ese límite. El entonces juez ganó el juicio. Garavano pidió no hacer nombres propios sobre las reformas porque el objetivo es pensar en las instituciones hacia adelante. Sin embargo, la intención del gobierno de Macri de sacar a Gils Carbó del cargo estuvo desde el inicio de su gestión.

Públicamente Macri le pidió que dejara el cargo por su activa militancia por el kirchnerismo desde la Procuración y hasta se exploraron vías legales para sacarla pero por falta de viabilidad fueron descartadas: “La decisión de dar un paso al costado es de ella”, señaló hoy Garavano.
Fuente: saladeprensa.net

You May Also Like