La renovación peronista no hizo lugar a Bossio ni a Scioli

En el hotel NH City Buenos Aires, los intendentes bonaerenses que se distanciaron del kirchnerismo realizaron una presentación oficial de su espacio denominado ‘Grupo Esmeralda‘, en el marco de un homenaje a Cafiero, con el espíritu de “modernizar” y “actualizar” el peronismo luego de la derrota electoral del año pasado a nivel nacional y de la provincia de Buenos Aires.

El eje central del encuentro peronista, que reunió a la gran mayoría de los sectores justicialistas con excepción del kirchnerismo, fue precisado por uno de los ideólogos de este homenaje, el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta: “No venimos a construir en contra de nadie sino a favor de los más humildes”, señaló.

De cara a las elecciones legislativas de 2017, Zabaleta dejó un mensaje que fue aplaudido por los militantes, al señalar que “con el peronismo no alcanza, pero sin el peronismo no se puede. Vuelvan compañeros, vuelvan que los brazos están abiertos para construir no una victoria sino la felicidad del pueblo”, remató.

En un evento en el que se apelaba a la unidad y a la búsqueda imperiosa de la construcción de un proyecto nacional que contenga todos los sectores peronistas, Bossio y otros diputados del bloque Justicialista se retiraron apenas comenzado el acto porque había llegado Daniel Scioli junto al presidente del Partido Justicialista (PJ) José Luis Gioja.

Otro de los puntos de conflicto que trató de ser disimulado fue el recelo de los intendentes, que sólo permitieron subir al escenario a gobernadores, intendentes bonaerenses -aunque no sean del grupo Esmeralda-, al titular del PJ y al diputado del massismo Felipe Solá y el ex embajador en Chile, Ginés González García.

Santiago Cafiero, el orador elegido por la familia, no dejó dudas sobre el rumbo que este espacio quiere para el peronismo al remarcar que “debemos profesar la fe peronista y defender nuestros valores de justicia social, soberanía política e independencia económica. Ni una fe kirchnerista ni macrista”, remarcó.

Desde la experiencia de haber trabajado en las filas de jóvenes en la provincia de Buenos Aires, Solá habló y fue uno de los más aplaudidos al señalar que “hay que reinventarse y volver a ganarse al pueblo. No nos une los símbolos sino un mandato que es recuperar un país para lo nacional y popular”.

Por parte de los gobernadores, uno de los oradores fue el chaqueño Domingo Peppo que marcó grandes diferencias con la gestión de Mauricio Macri y les pidió a los peronistas “estar al lado de la gente”.

Con la locución del vocero de Cafiero en los ochenta Carlos Campolongo, también se dejaron ver Santiago Cafiero -nieto de Antonio-, los gobernadores Roxana Bertone (Tierra del Fuego), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco) y los intendentes del grupo Esmeralda: Martín Insaurralde, Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta, Fernando Gray, Mariano Cascallares, Juan Pablo de Jesús y Eduardo Bucca.

También ocuparon posiciones en el escenario otros jefes comunales, aunque no pertenecen al grupo Esmeralda, como Verónica Magario (La Matanza), Gustavo Menéndez (Merlo), Ariel Sujarchuk (Escobar), Leonardo Nardini (Malvinas Argentina), Julio Pereyra (Florencio Varela) y Alberto Descalzo (Ituzaingó).

Abajo del escenario fueron espectadores tanto Daniel Scioli como el dirigente del Frente Renovador y ex jefe de Gabinete del kirchnerismo Alberto Fernández, quienes nunca fueron nombrados por ninguno de los oradores.

En cambio, fue destacada en varias oportunidades la presencia de los sindicalistas Omar Viviani (Taxistas), Héctor Daer (Sanidad), Omar Plaini (Canillitas), Ricardo Pignanelli (Smata), Norberto Di Próspero (APL) y Sergio Sasia (Ferroviarios), entre otros.

Ausente el clásico folclore peronista (no hubo banderas ni bombos), el homenaje organizado por el grupo Esmeralda tuvo una similitud con la estética sciolista y eligió un lugar conocido con un mal recuerdo para los peronistas ya que el NH de la calle Bolívar fue el bunker de Scioli en el balotaje de la derrota frente al presidente Mauricio Macri.

Al finalizar el acto, la organización que busca ‘la segunda renovación peronista‘ repartió un volante con la foto de Antonio Cafiero con una frase suya que marca un objetivo actual: “Ahora es el momento de discutir de cara al país y con el pueblo las propuestas que nos permitirían volver al poder”.
Fuente: jornadaonline.com

You May Also Like