La Selección se durmió y pagó caro ante Nigeria

El seleccionado argentino de fútbol, sin Lionel Messi y con Enzo Pérez de titular, cayó 4-2 ante Nigeria en Krasnodar, Rusia, en el último amistoso del año en su preparación para el Mundial 2018.

Ever Banega y Sergio Agüero marcaron los goles argentinos para el 2-0 parcial.

Luego, en el final del primer tiempo descontó Iheanacho, de tiro libre. En el arranque de la parte final lo empató Iwobi, después estiraron la cuenta Idowu y el mismo Iwobi.

El partido se disputó en el estadio de Krasnodar, que pertenece al equipo de la primera división rusa. Monopolizando la pelota en el primer tiempo, como lo hizo el pasado sábado contra Rusia, se reveló como un equipo seguro, firme y convencido. Vapuleó a Nigeria, sacó dos goles de ventaja (Banega de tiro libre y el otro de Agüero, quien fue reemplazado por Benedetto en el entretiempo luego de sufrir un desmayo), estuvo a punto en un par de oportunidades de concretar el tercero y sufrió el descuento de Nigeria, también de tiro libre sobre el cierre de la etapa.

¿Qué le pasó en el complemento para derrumbarse como lo hizo de manera inesperada y sorpresiva? Según Mascherano, “nos pasaron por arriba, nos desconectamos y bajamos la intensidad”. La síntesis fue contundente. Mascherano, de flojísima producción en su rol de defensor, no apeló a explicaciones tibias.

Pero una pregunta casi elemental igual sigue en pie: ¿por qué Argentina se regaló en el segundo tiempo, después de jugar 45 minutos de muy buen nivel? Una razón fundamental es que bajó demasiado el ritmo. Quiso controlar el partido desestimando la presión en campo propio y ajeno. Y no está para dar esas licencias. Dividió la pelota frente a un rival veloz, potente y muy preciso para resolver todas las chances que dispuso. Tuvo cinco, metió cuatro.

Y concretó un triunfo impensado si se repasan las imágenes de la primera mitad. Lo que quedó de los 180 minutos disputados en Rusia es una Selección partida en dos: cuando tiene la pelota y cuando no la tiene. Si la conserva, si la maneja, si la hace circular, si descarga con buena lectura de los movimientos colectivos, si cultiva el pressing y denuncia solidaridades efectivas, el equipo puede conquistar buenas actuaciones. Porque incluso es capaz de mostrar una idea y un estilo incipiente.
Fuente: nuevodiarioweb.com.ar

You May Also Like

Deja un comentario